images

La obtención de un escaño en las recientísimas elecciones europeas por D. Francisco Sosa Wagner a través del partido Unión Progreso y Democracia constituye motivo de alborozo para Sevach. No por razones ideológicas, ni del partido que lo sustenta (muy respetable por otra parte) sino sencillamente porque frente al Estado de los Partidos que manipulan y diseñan listas electorales, al ciudadano le queda únicamente la confianza en las personas. Bajo esa perspectiva, Sosa Wagner, a quien Sevach tiene la fortuna de conocer personalmente, supone una extraordinaria dosis de credibilidad en los sistemas electorales y en el mundo público.

1. A modo de refrescante presentación como semblanza de Francisco Sosa Wagner recordaremos que es Doctor en Derecho por la Universidad de Valencia, y amplió sus estudios en Tubinga y Roma. Fue ayudante del profesor Eduardo García de Enterría en Madrid y del profesor Ramón Martín Mateo en Bilbao. En 1976 se le nombró Agregado de la Universidad de Oviedo y formó parte de la Comisión de Expertos que presidió Eduardo García de Enterría y que diseñó el modelo autonómico español, así como Secretario General Técnico del Ministerio para las Administraciones Públicas ( 1982-1987). Catedrático de Derecho Administrativo en la Universidad de León, y autor de infinidad de obras en materia de Derecho Público ( Régimen Local, Derecho público económico…), así como obras divulgativas de tono mayor ( Maestros de Derecho Público),o novelas ( P.ej. La importancia de llamarse Ernesto) sin descuidar sus colaboraciones periodísticas ( calificadas por el mismo de “soserías”). El 30 de octubre de 2008 fue elegido miembro de la Academia Internacional de Derecho Comparado de La Haya. Y junto a ello, infinidad de conferencias y ponencias que han hecho las delicias de los oyentes.

2. Así pues, varias son las razones por las que Sevach considera que la elección de Sosa es una buena noticia para los españoles, para los europeos, y para los juristas en particular.

A) En primer lugar, no deja de tener mérito que resulte electo alguien como Sosa Wagner que desde su originaria adscripción socialista ( y Secretario General Técnico bajo gobierno de tal color) ha sabido mantener intacto su talante socialdemócrata y coherencia. En efecto, Sosa figuraba entre los miembros de la Comisión de Expertos en Derecho Administrativo que, presidida por García de Enterría, fijó las bases del modelo autonómico ( una labor de artesanía jurídica). Sin embargo, la ruptura del modelo entre presiones nacionalistas y patinazos del Tribunal Constitucional, en vez de provocar su cómoda adaptación a la nueva arquitectura del Estado, le ha llevado a criticar este “viaje a ninguna parte” del Estado descentralizado.

B) En segundo lugar, la posición crítica de Sosa hacia ciertas decisiones del Tribunal Constitucional han comportado la consciente dilapidación de sus numerosas papeletas para formar parte del mismo, lo que demuestra la indiferencia hacia los cantos de sirena de un magro puesto en el altísimo Tribunal.

C) En tercer lugar, la presencia de un Catedrático de Derecho Administrativo, calificable como de “pata negra” en el Parlamento Europeo es una noticia positiva para todo iuspublicista. Es sabido que una golondrina no hace verano, ni un administrativista colado en el Parlamento puede reorientar el rompehielos europeo, pero al menos su discurso coherente, documentado y mezclando seriedad con ironía, se hará oir en Europa.

D) Y por último, el nuevo eurodiputado tiene tres virtudes encomiables. En primer lugar, el sentido del humor (siempre útil en los tiempos de crisis que corren). En segundo lugar, la disciplina y laboriosidad infatigable (sólo así se explica la prolijidad de su producción doctrinal, y que atienda cortésmente los correos electrónicos a horas en que el común de los mortales está con Morfeo). Y en tercer lugar, la accesibilidad franca, puesto que Sosa siempre tiene la sonrisa y la atención para sus amigos, aceptando invitaciones y compromisos.

3. En suma, que la imagen europea trasnochada del españolito cabreado, que no habla idiomas, con complejos se verá superada por Sosa Wagner, español nacido en Alhucemas ( Marruecos), de fino humor, políglota, y sin complejos.

4. En todo caso, confiemos en que Sosa Wagner como el protagonista de “Un yanqui en la Corte del Rey Arturo” (Mark Twain) en este viaje en el tiempo hacia el Parlamento europeo cuente con una buena armadura y consiga, al igual que aquél, introducir mejoras en lo que allí se vive. Como ejemplo del paralelismo entre Camelot y el Parlamento Europeo, con la llegada del Caballero Sosa, citaré un fragmento literal de dicha obra:

” En Camelot celebraban constantemente grandiosos torneos que consistían en una especie de corridas de toros, pero con seres humanos, que resultaban muy animados, pintorescos y ridículos, y también agotadores para un hombre de mente práctica. Pese a ello, yo asistía casi siempre, y lo hacía por dos razones: un hombre, si aspira a gozar del aprecio de sus amigos y de la comunidad, no debe mantenerse al margen de las actividades predilectas de su gente, y menos aún en el caso de un hombre de Estado. En segundo lugar, como estadista y como hombre de negocios, quería estudiar los torneos y ver si podía incorporar algunas mejoras.”images-1

Pues lo dicho, querido amigo Paco, participa y demuestra como puedes mejorar ese gigante personificado que es la Unión Europea.