Contencioso.es

Contencioso es un pedazo de la blogosfera pública

Dicen que los Alcaldes, concejales y otras autoridades locales (aunque algunas veces se suman autoridades autonómicas o estatales), suelen acudir a congresos en lujosos hoteles de la capital del reino. Hacen la maleta para unas jornadas de formación en liderazgo o  gestión pública, en Hoteles de muchas estrellas, pocas ponencias, bonitos regalos y abundante tiempo libre con el correspondiente programa de ocio. Con cargo al presupuesto, claro. Su preocupación primaria es descubrir los trucos de sus colegas para sortear la crisis económica. En los pasillos y ágapes no faltan quejas frente a los empleados públicos, funcionarios de habilitación nacional y otros capaces de decirle al  Rey “que está desnudo”. Y de rebote, protestan por  los jueces y otros extraños sujetos que tienen la osadía de intentar controlarles. Y a los postres, sí a los postres, es cuando discretamente se pasan de mano en mano el Codex Politicorum (algo parecido al Código da Vinci de la vida local), que encierra las diez vías para eludir la ejecución de una sentencia firme contraria a sus intereses.

 

1ª Recurrir la sentencia. Hay que plantear recursos de apelación, o de casación, o al Tribunal Constitucional o al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. No importa que el recurso no sea admisible o no tenga visos de prosperar, pues lo decisivo es ofrecer la versión al público de que “la sentencia está recurrida” y por eso no se ejecuta.

( Mientras va y viene, por el camino se entretiene).

2ª Plantear un incidente de nulidad de actuaciones, por incongruencia de la sentencia o lesión de algún derecho fundamental. No importa que esté infundado ni que no prospere, ni que los tribunales impongan las costas procesales, pues lo importante es posponer la eficacia de la sentencia.

( Mientras va yendo, se sigue entreteniendo).

3ª Ante la sentencia firme, y agotados los recursos imaginables, plantear incidentes de inejecución de sentencia esgrimiendo su imposibilidad, pérdida de objeto o similar. No importa que sea una argumentación inconsistente, pues lo importante es seguir aplazando la puesta en práctica de la sentencia.

( Y mientras sigue danzando, el tiempo va pasando).

4ª Agotados los incidentes de la sentencia firme, promover la legalización del acto ( aprobando la Ordenanza o reglamento si fuere posible) o incluso promover una ley para que los correligionarios de partido desde el parlamento puedan hacer legal lo que fue declarado ilegal. No importa que la ley sea inconstitucional pues lo importante es que la sentencia firme quede desactivada y el juez baraje si debe o no plantear una cuestión de inconstitucionalidad.

(Quien hace la trampa, hace la ley).

5ª  Si no hay posibilidad de tal Ley-esponja sanadora, encomendar la negociación con los beneficiarios de la sentencia , confiando en que la sentencia no suele ejecutarse de oficio.

(Todos tenemos un precio).

6ª  Si falla toda negociación, simular que se acata la sentencia, mediante su ejecución aparente o  formal y no cambiar nada de nada de la realidad, intentando engañar al juez.

(  Lo importante es vencer, no convencer)

 

7ª  Si no hay manera de superar la obstinación judicial en que la sentencia se ejecute, criticar despiadadamente al juez, y acudir con la artillería de los medios de comunicación, siendo muy útil recordar que Fuenteovejuna se alzó frente al corregidor ( muy útil recordar que, al fin y al cabo,  al juez nadie le ha elegido).

( Los fines justifican los medios)

8ª  Como con tantas escaramuzas ha transcurrido mucho tiempo, es hora de volver a plantear el incidente de inejecución por el tiempo transcurrido, para que el pleito engorde y se barajen sus documentos.

( A la tercera, va la vencida … otra vez)

9ª Promover acciones penales de distracción en algún aspecto conexo con los autos para que por la preferencia de las cuestiones penales, la ejecución administrativa quede en vía muerta.

( La estrategia del limpiaparabrisas: Si no puedes parar la lluvia, al menos permite avanzar).

10ª Si todo eso falla, romper este decálogo y sencillamente la autoridad debe mirarse al espejo fijamente y decirse mil veces con voz alta y lenta: “ Tomé posesión y juré acatar la Constitución, mi poder viene del pueblo y debo cumplir lo que el pueblo ha querido: que se cumplan las sentencias dictadas por jueces independientes”.

Y no falla. Mientras se lee mil veces esta sencilla frase,  la ejecución de la sentencia quedará aplazada pero si todavía no lo entiende, queda claramente el camino abierto para la incapacitación de la autoridad pues no ha captado algo tan elemental como que el poder público no es un juego para niños ni para sinvergüenzas.

 

 

 

 

 

 

0 thoughts on “Codex Politicorum: Decálogo perverso para no ejecutar sentencias judiciales

  1. yeyutus dice:

    Buenisimo post, claro y concreto. La importancia del juramento o Promesa de todo Funcionario cuando toma posesión, Ahora se hace por impreso pero debería quedar grabado en la cabeza de toda persona que aspire a trabajar en la Administración publica y más en la de los Políticos.

    Me gusta

  2. Rafael Romero dice:

    Dios quiera que el decálogo no trascienda(añorada censura, que bien nos vendrías, solo para esto), que no lo lean los políticos y sus letrados, pues por reiteradas que sean algunas de las prácticas que describes, todavía quedan almas cándidas, o ignorantes, en el ámbito de las triquiñuelas de ejecución, lo que nos ha permitido, muy de vez en cuando, hacer realidad la utopía del artículo 118 CE.

    Me gusta

  3. walden dice:

    tan real como la vida misma, precisando en la nulidad de actuaciones el Juez tiene la facultad de imponer severas sanciones económicas además de las costas; sin embargo unas y otras las terminan palmando las arcas públicas, la alternativa es imponer las multas previstas en la ley en caso de inejecución y a título personal, y si llegado el caso no bastara deducir un tanto de culpa a la fiscalía, lo suficientemente fundado para que derive en una sanción penal; lo malo es que pese a todo ello al fin y a la postre son los votantes quienes premian o castigan, pero eso … pues eso

    Me gusta

  4. Siempre se puede acudir a extender el peculiar sistema de ejecuciones que existe cierto juzgado de lo contencioso de cuyo nombre no quiero acordarme (uno de los seis que no se encuentra sito en capital de provincia), que a la hora de plantear un incidente de ejecución en casos de condena dineraria, por sistema deniega el despacho de la misma concediendo reiterados y sucesivos plazos de un mes para que la Administración cumpla voluntariamente; así, una deuda dineraria de escasa cuantía puede llegar a tardar hasta más de un año en cumplirse desde la firmeza de la sentencia. Y, claro, cuando el propio órgano judicial manifiesta no tener interés en la ejecución, ¿Cómo se va a pedir a la Administración que lo tenga?

    Me gusta

  5. Maximilien Robespierre dice:

    Muy bueno.

    Me gusta

  6. Javier Sanz dice:

    Muy bueno como siempre, pero no hay que olvidar que los cargos públicos no nacen sabiendo que es un incidente de nulidad o una inejecución de sentencia, detrás siempre hay un curtido asesor jurídico, al que no sabemos si le es exigible cierto respeto por el interés público.

    Enhorabuena por el premio.

    Me gusta

    1. vestidita de rosita dice:

      Hola Javier; yo soy “asesor juridico” en un Ayuntamiento “incumplidor de sentencias”….sólo puedo decirte que nunca he propuesto un acuerdo de inejecución de Sentencia, y que en cuanto la Sentencia llega al Ayuntamiento, formulo propuesta de acuerdo a la JGL y se la envío “por registro” al Alcalde, al Secretario y al Juez (con fecha y sello).

      Claro esta actitud, me ha costado más de un disgusto y por supuesto, estar excluida de todo tipo de gratificaciones, productividades y demás.

      Me gusta

  7. libreoyente dice:

    Lo malo es que siguen presentándose a elecciones, y cuanto más inmersos en estas “prácticas”, más votos sacan y más “listos” (o listillos) se consideran o los consideran. ¡Qué pena!

    Me gusta

  8. LN dice:

    Genial y muy clarificativo el artículo.

    Hoy mismo se ha dado un ejemplo claro y bochornoso en la Asamblea de Extremadura donde ha habido unanimidad para cambiar la ley y no cumplir una sentencia.

    Sesión ominosa en la Asamblea extremeña, por unanimidad de los asistentes, acuerdan cambiar la ley para burlar a la Justicia:

    http://www.extremaduraprogresista.com/index.php?option=com_content&view=article&id=10307:sesion-ominosa-en-la-asamblea-extremena-por-unanimidad-acuerdan-cambiar-la-ley-para-burlar-a-la-justicia&catid=38:pesebre-informativo&Itemid=57

    Me gusta

  9. sed Lex dice:

    Cómo se nota que últimamente alguien lo ha sufrido recientemente en “propias” carnes, …

    Y sobre todo es muy frecuente está insumisión judicial en materia de personal (oposiciones, carrera profesional, baremos de concursos,… donde además hay muchos agraviados, y por tanto muchos votos en juego). En política (cortoplacista por definición ajustándose a la legislatura), problema aplazado es problema resuelto”

    Ya es difícil ganar una sentencia contra la administración, pues ya sabemos que es tentador arrimarse al sol que más calienta, que no es precisamente el recurrente en este ámbito contencioso(lo de “independiente”, sobre todo en ciertos tribunales superiores hay que cogerlo a veces con pinzas), y también es claro que la jurisprudencia se ha puesto claramente a favor de las prerrogativas administrativas para hacer de su capa (y de la de los demás) un sayo,… para que luego encima las sentencias no se ejecuten (las pocas veces que son contrarias, que el resto lo hacen puntualmente).

    Por eso está bien conocer todas estas maniobras en forma compendiada, que por otra parte, en general son “vox populi”. La pregunta que surge es ¿por qué no se establecen mecanismos para evitar esta insumisión judicial?. Desde luego los políticos obviamente no van a mover un dedo en ese sentido (“ningún tonto tira piedras a su tejado” y “el que se capa a sí mismo, buenos c.j.n.s se deja”), pero los jueces, y por una vez justificadamente, debieran tomárselo como algo personal. Sin embargo a veces da la impresión de que forma parte del juego; algo así como: “cuando el incumplimiento sea muy obvio no nos lo podemos tragar… total, con que luego no se ejecute ya llega”. Las pocas victorias de David contra Goliat, se convierten en pírricas.

    Una puntualización: no me parece, desde mi ignorancia, que el incidente excepcional de nulidad de actuaciones suspenda necesariamente la ejecutoriedad de la sentencia, aunque tal vez esté equivocado.

    Me gusta

  10. PacoM dice:

    Y es que, como todos debemos saber, los chorizos no se hacen solos. Siempre ha de existir una previa matanza de un inocente para que podamos saborear tan deliciosas chacinas.
    Junto al coro de aduladores no pueden faltar los cómplices, los encubridores y los cooperadores necesarios, sin que falten los pusilánimes, los que han puesto el cazo sin decirlo y los que se están currando el curriculum de cara al futuro.
    Y todos acaban cantándole, como ahora a Rubalcaba, SIN TI NO SOY NADA.
    Justo lo mismo que le cantaban a Jesús Gil en Marbella, “y mayoría absoluta”. Eso es democracia… choricera.
    ¿De qué nos extrañamos si todos somos IGUALES… ante la LEY?

    Me gusta

  11. Pentapolín dice:

    Un ejemplo palmario de aplicación estricta del Codix Politicorum lo encontramos en Asturias con los Planes de Evaluación del profesorado. Tras haber sido declarado nulo todo el proceso por el Tribunal Superior de Asturias, se elabora una ley “ad hoc” para evitar el desaguisado (punto 4º).
    En la actualidad, a pesar de tener pendiente un recurso de inconstitucionalidad, el proceso continúa(estrategia del limpiaparabrisas)
    Al final, nuestros políticos tendrán como rehenes a la mayor parte del profesorado (que habrá aceptado el proceso a cambio de 100 ó 200 euros mensuales)lo que impedirá la ejecución de cualquier sentencia (nuevo punto a añadir: toma de rehenes)
    ¡Muy triste!

    Me gusta

    1. sed Lex dice:

      La cuestión de la carrera profesional en Asturias es aún más peliaguda, pues además de la toma de rehenes que apuntas muy bien, se da la circunstancia de que tanto la convocatoria de la mal llamada carrera profesional como su resolución (completa) están anuladas por sentencias firmes, “ejecutadas” limitándose a publicar el fallo, pero sin hacer nada al respecto (estrategia del punto 6º).

      El gobierno regional, lejos de anularlo y sacar una nueva convocatoria (si es preciso retroactiva y convalidándolo a los que ya lo habían solicitado), tira para adelante sacando una Ley, que en sus disposiciones finales consolida la desigualdad de trato [de forma claramente inconstitucional] para los que ya cobraban el complemento, para los que no lo cobran aún, pero pueden empezar a cobrarlo a partir de este año [aunque ya veremos, porque en teoría era a partir de septiembre; en cualquier caso más de cuatro años más tarde y más de 11000 euros perdidos para los Grupos A], y para los que no tenían cinco años en 2010, que no lo cobrarán hasta 2015 aunque para entonces tengan 9 años de antigüedad).

      Ésta y otras lindezas como aceptar servicios previos ahora, pero no después, y sólo de esta administración; o reconocer sólo servicios en mismo cuerpo y escala, pero no de categorías laborales homólogas u otras administraciones, supongo que son lo que hacen que el Consejo Consultivo haya dado un dictamen contrario al Proyecto de Decreto,… pero seguirán tirando para adelante; al menos hasta que pasen las elecciones.

      Así que podemos introducir otra estrategia a la toma de rehenes: la del “Divide y vencerás”

      Me gusta

  12. Juanjo Didillo dice:

    Esto solo hace que demostrar que sigue dámdose la Ley del embudo , pues la Justicia no trata de igual manera a la administración que a los administrados o a los funcionarios. ¿ Puede un particular decir que no ejecuta una sentencia o que esta es inejecutable, o que se niega a ejecutarla o….? Evidentemente NO y si lo hace tiene muy fundadas posibilidades de acabar entre rejas.
    El problema es ¿ por que los responsables de la administración no reciben ese trato? Es que la administración no es un monstruo sin cabeza , no , las decisiones las toman hombres y mujeres con DNI, el día que se impute a unode ellos , o amas de uno y se les condene por obstrucción , prevaricación o desacato o lo que proceda , seguro que se tomaban más en serio a los Jueces y a la Justicia y se les quitaban las ganas de hacer trampas , pues eso es lo que hacen.
    En Asturias lo tenemos muy reciente :
    Concursos de méritos ( Jefaturas de negociado y Jefaturas de seccion anulados reiteradamente por sentencias que despues son burladas haciendo una Ley ad hoc, Carrera profesional , Ayudas de Acción Social del personal …. ) y todas tienen los mismos “responsables” , una Consejera y un Director General que siguen impolutos riendose de la Justicia y de los jueces y de los administrados evidentemente , les sale gratis.

    Me gusta

  13. Por desgracia he visto la utilización de todos estos medios (aunque no en el caso particular de la Administración en la que participo, afortunadamente).

    En materia de personal he visto como pasa multitud de veces, y ahora seguramente vaya a pasar el día 1 en que toman posesión varias personas aprobadas en un concurso oposición… donde a pesar de que en teoría iba a realizarse la provisión de la forma típica, en base a la puntuación, lo van a hacer en plan “bueno, vosotros venid aquí y ya os mandaremos a donde nos vaya bien” (literal de lo que les han dicho). Tanto cuesta cumplir al menos aparentemente la Ley? O al menos que no sea tan tan tan manifiesto!

    Un saludo

    Me gusta

  14. Policía Local dice:

    Las primeras películas de Clint Eastwood nos reflejaban un tipo duro que, fuera en el Oeste americano o en las calles del Bronx, siempre nos decía entre líneas que la única justicia es la que uno se toma por su cuenta; Al final de su carrera y con esa reconversión que tuvo cuando se pasó al mundo “sensible”, tampoco dejó de mandarnos en alguna de ellas ese regustillo amargo de que el Estado no tutela suficientemente al ciudadano como para que este confíe en la justicia y olvide la venganza privada. Hollywood está lleno de ejemplos de desesperación anti-sistema y de soluciones drásticas para restaurar la justicia;….me estoy viendo delante de un concejal de esos insumisos diciéndole: “alegramé el día”

    Me gusta

  15. AitorD dice:

    Busquen, busquen ejemplos en sus respectivas ciudades, que seguro que los encuentran. De todos los colores y partidos.» autor: AitorD

    Me gusta

  16. elzo dice:

    Muy bueno.» autor: elzo

    Me gusta

  17. sgupae dice:

    Este artículo refleja una de las máximas expresiones de la democracia actual. ¿Cuantos políticos hay en la cárcel?. ¿Qué pasa? ¿No hay corrupción en España?» autor: sgupae

    Me gusta

  18. Litel dice:

    Fantástico. Muy acertado y, lamentablemente, real como la vida misma.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.764 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: