El pasado viernes, 20 de Mayo de 2012 en la sede del Consejo General de la Abogacía ( C/ Recoletos, 13, Madrid) tuvo lugar el acto público en que el Jurado del Premio a la Mejor Bitácora Jurídica así como al post de la misma naturaleza, convocado por la Asociación Derecho en Red y Lex Nova, proclamó a los ganadores de esta segunda edición, que fueron los siguientes:

Mejor blog 2011: D. Pedro de Miguel Asensio, Catedrático de Derecho Internacional Privado de la Universidad Complutense por su Bitácora sobre Derecho Privado de/en/sobre internet

Mejor post jurídico 2011: D. Alvaro del Hoyo, abogado especializado en Nuevas Tecnologías de la información y Telecomunicaciones, por su post sobre el siempre controvertido derecho a la cancelación de datos en Google.

Dicho acto, que arrancó a las 12,00 tuvo lugar en un salón de actos amablemente ofrecido por el Consejo General de la Abogacía, y al que fui invitado a participar como miembro del Jurado ( por haber sido el ganador de la última edición en la vertiente del blog), me permitió comprobar el gran éxito de la puesta en práctica de las ideas de personas que han alzado la red en alfa y omega de su vida profesional. Tras divulgarse la identidad de los premiados de la mano del humanista Sergio Carrasco, se abrió un vivo debate sobre la problemática jurídica de la red en relación con la propiedad intelectual, los riesgos jurídicos de los datos personales, la naturaleza jurídica de los blogs y su estatuto incierto, internet como zoco de ideas y la incidencia de las redes sociales sobre la información, los vericuetos de la ley Sinde y el omnipresente Dinogoogle, peligros de la sobrerregulación, etc.

Mucha espontaneidad, mucho debate y un delicioso tráfico de opiniones.

Al término del coloquio,  tuve ocasión de compartir un almuerzo con algunas de las mentes mas preclaras en el mundo de las tecnologías de la información y el Derecho en España, muchos de los cuales conocía por sus obras en la red,  en torno a una artúrica mesa redonda formada por la cifra simbólica de trece comensales, bella dama incluida, con presencia de la mayoría de los vivaces socios fundadores de Derecho en Red (Sergio Carrasco, Jorge Campanillas, Ibán Díez López, David Maeztu, Samuel Parra, Javier Prenafeta y Andy Ramos), el juicioso Pablo Fernández Burgueño,  el chispeante Javier Muñoz, el didáctico Miquel Peguera y el ahora laureado Alvaro del Hoyo. Es cierto que no estaban todos los que son ( Carlos GuadiánJavier Alvarez Hernando, Miguel Angel Mata, Javier de la CuevaXavier Rivas, Ricardo Cabaleiro, Paloma Llaneza,Anton de la Calle, los Ortiz (Alberto e Iñaki)Enrique Dans,etc), pero todos los que estaban son, sin duda, vivo ejemplo de esas extrañas personalidades que aglutinan modestia, sabiduría y humor.

En suma, un auténtico “ Grupo Salvaje” al estilo Peckinpah, con mucha tormenta de ideas y agudeza en torno al Derecho y las Tecnologías, cuya compañía disfruté, además de aprender, lo que es mucho en  los agridulces tiempos que corren.

En fin, gracias a todos ellos, y a la Asociación Derecho en Red, por su generosa labor formativa e informativa tanto desde en la red, como desde sus Administraciones, bufetes y consultorías. Todo un lujo.