Avatar de sevach

About sevach

This author has not yet filled in any details.
So far sevach has created 1078 entries.

Carta abierta a Sosa Wagner

Sosa WagnerQuerido Paco:

Me entero con pesar de tu renuncia al escaño europeo. Me apena como ciudadano español, como europeo y como empleado público.

Y lo digo esforzándome en dejar aletargada mi amistad y lealtad hacia ti, pese a que te reconozco públicamente como Maestro de mis pasos en el océano del Derecho Público.

Lo siento por varias razones.

En primer lugar, basta consultar Actas, informes,  intervenciones y votaciones de los parlamentarios europeos para mostrarnos tu febril y prolífica actividad, disipando con obras y no palabrería, la imagen de “vacas sagradas” que del común de los eurodiputados suele cundir en el ciudadano de a pie, que no suele etiquetar por capricho. Ello sin olvidar tus recientes ensayos que nos mostraron con claridad, rigor y agudeza el sentido y entrañas de la Unión Europea  (caso de las brillantes “Cartas a un euroescéptico”, al alimón con Mercedes Fuertes).

En segundo lugar, no están los tiempos para que el Parlamento Europeo, llamado a pilotar la vertebración de una Europa con serias vías de agua, con rumbo errático y algún que otro amotinamiento, pueda prescindir de almirantes avezados en el poder público como tú. Experimentado en aguas turbulentas, que sabes guiarte por las estrellas del futuro y no por el cómodo cortoplacismo, y que no solo dominas idiomas y conoces al dedillo los entresijos comunitarios, sino lo mas importante: que eres respetado dentro y fuera de los muros comunitarios.

Y en tercer lugar, porque me apena que un partido político que pretende alzarse en opción de gobierno, y que debiera ser ejemplo de democracia interna, de libertad de expresión y de saber reconducir las crisis para convertirlas en éxitos, dilapide uno de sus mayores capitales humanos ( aunque justo es admitir que en todos los partidos políticos “cuecen habas” de este tenor).

Sosa WagnerLo cierto es que, si Quevedo fue confinado por el Conde-Duque de Olivares de forma expeditiva en San Marcos de León por ejercer su libertad y no doblar la cerviz ante la estulticia de gobernantes, tú puedes mantener la cabeza bien alta porque compartes con el escritor el don del ingenio y erudición portentosos, así como el gusto por la libertad de expresión. Sin embargo, te distancias del ilustre autor en que tu retorno a León es fruto de tu libre decisión para renunciar a estar con quienes no te respetan y demostrarnos la admirable elegancia de no enzarzarte en acusaciones y réplicas que estoy seguro, sabrías repartir como firmes mandobles frente a las zancadillas e infamias.

 Me remito a tus palabras claras en la entrevista que ayer publicó El Diario La Nueva España, cuya lectura recomiendo vivamente.

Sea bienvenido el retorno del viaje que me atreví a calificar de aventura en la Unión Europea propia del “Yanqui en la Corte del Rey Arturo”.

Debo reconocer que en mi fuero interno, las nubes iniciales de este episodio dejan ver el arco iris de mi alegría por recuperarte para la Universidad y para la docencia, y para los escritos con que nos regalas, diviertes y enseñas.

El pasado jueves, al hilo de una ponencia a la que tuvo la amabilidad el Colegio de Abogados de Málaga de invitarme, dos malagueños me llevaron la noche anterior a cenar en el espléndido restaurante El Pimpi, y el Tesorero municipal, sin conocer mi afecto hacia ti, espontáneamente citó con entusiasmo un evento reciente en esa ciudad en que impartiste una conferencia viva, útil y fecunda, añadiendo como anécdota que tras la cena relajada, al filo de la medianoche te excusaste para retirarte a consultar dos sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.(¡¡) Cierto o no que ese fuere el noble motivo para sustituir ocio por esfuerzo, copas por lecturas farragosas, lo que puedo asegurar es que me consta tu valiosa disciplina para madrugar, leer, y reflexionar, junto a tu generosidad de ofrecernos a los demás, tus píldoras de sabiduría.

En fin, Paco, que lo que pierde Europa, lo ganarás en salud y dedicación a Mercedes, así como los amigos que sabremos aprovecharnos más todavía de tu fértil productividad mental. Y si es en torno a una mesa, pues mejor.

Ánimo, Maestro. Seguimos a tu lado.

Ultima vuelta de tuerca del Supremo a las RPT: todas son actos generales

supremo  Tras el tsunami procesal abierto por la Sentencia de 5 de Febrero de 2014 (rec.2986/2012), quedó un resquicio abierto a la subsistencia de la naturaleza de las RPT como disposición general por la prudencia de aquélla sentencia, que al ocuparse de la impugnación de una RPT de la Administración del Estado, dejaba latente la posibilidad de que no fuera aplicable la calificación de disposición general a las RPT de las Administraciones autonómicas, locales o institucionales.

 Sin embargo, la reciente STS de 15 de Septiembre de 2014 (rec.209/2013) sin rodeos y con claridad deja claro que las RPT son “actos generales”, con el régimen impugnatorio que les es propio, y sean fruto de cualesquiera Administración Pública.

El Tribunal Supremo salta el burladero de la discrecionalidad técnica

El instituto jurídico que mayores mutaciones ha sufrido en las últimas década es la “discrecionalidad técnica”. Incluso llegué a titular un post sobre el estado de la cuestión según la jurisprudencia del Tribunal Supremo bajo el significativo título: “Discrecionalidad técnica en las oposiciones: un virus resistente a las vacunas”.

Ahora toca comentar la reciente Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de 31 de Julio de 2014 (rec.2001/2013), que cuenta con otra sentencia idéntica de la misma fecha y distinto ponente (rec.3779/2013) que supone un significativo paso adelante en la conquista hacia el pleno control jurisdiccional de concursos y oposiciones.

discrecionalidad técnica Veamos los hallazgos y aportaciones mas sobresalientes de esta interesante sentencia que nadie puede perder de vista, pues tanto abogados como jueces deben aparcar la inercia del buque fantasma inaccesible en que se había convertido la “discrecionalidad técnica” y percatarse que hay instrumentos jurisprudenciales para un exitoso abordaje si la justicia del caso lo impone.

15 enseñanzas del virus ébola para la Administración pública

imagen ebola  Mas allá de los alarmismos, preocupaciones lógicas y valoración de la gestión política de la crisis sanitaria abierta con el ébola en España, a raíz de la auxiliar de enfermería en el Hospital Carlos III de Madrid (primera persona que se sabe ha contraído el Ébola fuera de África), me parece oportuno exponer telegráficamente la necesidad de que la Administración aprenda de los errores para una Administración sanitaria mas eficiente en los casos de emergencias sanitarias, esto es, las que desbordan la capacidad ordinaria del Sistema Sanitario. A bote pronto, se me ocurren hasta quince medidas inexcusables, que comento como simple desahogo de ciudadano perplejo y que, mas que exigir responsabilidades por el pasado, se coloca en la perspectiva preventiva para el futuro.

Publicado el Manual de Simplificación Administrativa: mucho ruido y pocas nueces

Manual de Simplificación El Manual de Simplificación Administrativa y Reducción de Cargas para la Administración General del Estado publicado en el BOE de 9 de Octubre es resultado de una propuesta de la Subcomisión de Simplificación Administrativa de la Comisión interministerial para la Reforma de las Administraciones Pública (CORA), creada en octubre del año 2012  con el sano objetivo de trazar una hoja de ruta de reformas de las Administraciones Públicas para reducir su tamaño, dotarlas de flexibilidad y mejorar su eficacia. Y ello mediante criterios generales, claros y aplicables en todos los ámbitos administrativos, superando las medidas puntuales, sectoriales y a corto plazo.

En suma, parte del significado de “Simplificación” en el Diccionario de la Real Academia considerando “simplificación administrativa” la actividad dirigida a hacer “más sencilla, más fácil y menos complicada” la actuación de las Administraciones Públicas.

Entusiasmado por la iniciativa, me lancé gozoso a la lectura de tan prometedor documento, aunque aviso que la Odisea de Ulises en el retorno a Ítaca es un juego de niños al lado de la proeza que se me ofreció. Veámoslo.

Conferencia en video sobre la Responsabilidad de directivos y otros cargos públicos

conferencia magistrado Lo prometido es deuda, así que gracias a la generosidad de la Universidad de Vigo, aquí os traigo la conferencia que me invitaron a impartir en dicha Universidad el 11 de Septiembre bajo el título de “Responsabilidad de cargos públicos derivada de actuaciones administrativas, ante órganos jurisdiccionales y otros organismos de control: patrimonial, disciplinaria y política”.

Se trata de una ponencia desenfadada, en mi habitual estilo, que va seguida de un debate. Aquí está el enlace para las otras ponencias y presentaciones. El enlace para mi ponencia está mas abajo.

Si agrada o enseña algo habrá cumplido su función. Si aburre e incurre en errores, pido disculpas por anticipado.

Un cordial saludo

José Ramón Chaves (Sevach).

Aquí lo tenéis Imagen de previsualización de YouTube

 

Una nota tragicómica de nuestro Ordenamiento Jurídico

 

 

En estos tiempos de turbulencia jurídica, permitidme que os comente una cuestión jurídica con tintes penosos, por no decir trágicos, relativa a normativa añeja que hace sonrojar a nuestro Ordenamiento Jurídico.

Sutilezas técnicas de la suspensión de la Ley catalana de consultas y el Decreto de convocatoria

Tribunal Constitucional y Cataluña

Crónica de una suspensión anunciada

 Mas allá del telón de fondo político de la cuestión y ciñéndonos a la perspectiva jurídica, el Tribunal Constitucional se ha limitado a aplicar el art.161.2 de la Constitución, invocado por el Abogado del Estado, aunque podemos comparar las Providencias (referidas a la Ley o al Decreto de convocatoria) del caso catalán con otra Providencia de un caso andaluz, por ejemplo.

El matiz viene dado porque, atendiendo la solicitud de la Abogacía del Estado, se extiende expresamente la suspensión en el caso de la Ley catalana a “cuantos actos o resoluciones hayan podido dictarse en aplicación de los mismos” y en el caso del Decreto catalán a ” las restantes actuaciones de preparación para la convocatoria de dicha consulta o vinculadas a ella”.

Desde un punto de vista técnico:

a) la enunciación de  “actos o resoluciones” resulta redundante puesto que “actos” es el género y “resoluciones” la especie (algo así como si se prohibiese entrar “animales y vacas”).

b) La suspensión genérica, global, retroactiva y prospectiva, abre un precedente curioso, ya que una cosa es que se suspenda la vigencia de la Ley e implícitamente se paralice su aplicación y otra muy distinta que, para “aviso de navegantes” se suspendan todos los actos “preparatorios” o “vinculados” o similares, ya que cada “acto administrativo” tiene su dinámica impugnatoria y vigencia, y la seguridad jurídica impone que se exprese e identifique el acto suspendido.

c) la celeridad del Tribunal Constitucional puede explicarse en términos políticos (?)  pero chocante cuando el propio Tribunal Constitucional en toda su historia ha permanecido impasible a urgencias políticas, y  se toma con calma otras actuaciones que afectan masivamente a la ciudadanía (ej.inconstitucionalidad tasas judiciales, o los tijeretazos, o los cuatro años en pronunciarse sobre el Estatuto de Autonomía Catalán, etc ).

Para finalizar, no hacen falta especiales conocimientos jurídicos ni bola de cristal para vaticinar una estimación del recurso de inconstitucionalidad. Así y todo, mi pronóstico es que antes de ese momento se encontrará una “salida política negociada” para retirar esos dos recursos y evitar el baldón de la sentencia invalidante. Al tiempo.

Al final quedará la duda:¿ ha funcionado el Estado de Derecho o el Estado de la Política?. ¿ Han cumplido su misión constitucional las instituciones, los Gobiernos, los Consejos Consultivos y el Tribunal Constitucional?¿ o todos ellos han sido comparsas de un teatro político y su credibilidad ha sufrido?.

Un libro práctico y riguroso: 1700 dudas sobre la Ley de lo Contencioso-Administrativo

1700 dudas  El proceso contencioso-administrativo se ha convertido en un campo de minas para los abogados. Una Ley especial que regula un proceso sin reglamento de desarrollo y contando con la supletoriedad de una Ley de Enjuiciamiento Civil que está inspirada en principios muy distintos de aquélla. El resultado es una situación procesal en que el viaje por el proceso contencioso-administrativo está jalonado de grandes incertidumbres así como de institutos de cuño jurisprudencial.

Por eso, hemos de dar la bienvenida al libro que acaba de llegar a mis manos de atractivo y original título: ” 1700 dudas sobre la Ley de lo Contencioso-Administrativo” ( La Ley, Wolters Kluwer,2014).

No se trata de una obra académica y doctrinal. Tampoco de una obra jurisprudencial. Se trata de algo mucho mas útil. Pero pasemos a su interior.

Zafarrancho por el valor catastral del suelo tras la Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de Mayo de 2014

valor inmuebles   La Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo de 30 de Mayo de 2014 (rec.2362/2013) pertenece a las llamadas “Sentencias racimo”, que como las bombas de idéntica denominación, se abren sembrando el desconcierto con reacción en cadena. Dicha Sentencia, fue noticia hace poco más de tres meses, y supuso una revolución en las tranquilas aguas del Catastro y el IBI.

Lo cierto es que es una sentencia impecable, razonada y laboriosa.

En primer lugar, se mueve con soltura en tres bloques normativos, el Catastral, la legislación Urbanística estatal, y la legislación urbanística autonómica.

En segundo lugar, encierra una clase didáctica sobre los valores urbanísticos y los valores de mercado, su evolución histórica, así como sus encuentros y desencuentros.

Pero sobre todo, con sencillez y sentido común, zanja una cuestión de gran calado.

Aunque la sentencia íntegra puede consultarse aquí, veamos su alcance o implicaciones.

Cosas que como juez me irritan de un abogado

juez irritado  Suele decirse que un juez debe ser una esfinge: impasible, solemne y distante. Sin embargo, los jueces tienen su corazoncito y cuentan con las debilidades propias de todo ser humano, por lo que pese a la hermética coraza que cargo y toga imponen, bien está exponer treinta cosas que pueden irritar a algunos jueces, en cierto tono de humor pero sobre el pedestal de la realidad cotidiana, y a sabiendas de elevar la anécdota a categoría. Este post guarda simetría con el titulado ” Treinta cosas que como abogado me irritan de un juez”,  el cual fue objeto de publicación en la prestigiosa Revista “Abogados” del Colegio de Abogados, número 86 , mientras el que ahora ofrezco en este nuevo post se acaba de publicar  en el número 87 ( lo que agradezco sinceramente).

Tales cosas que pueden molestar a su Señoría, si bien tienen su inspiración en el ámbito contencioso-administrativo, fácilmente pueden predicarse de otros órdenes jurisdiccionales. Veamos.

Del viejo truco de dar una subvención para compensar un gravamen

alcalde corrupto Los tributos no le gustan a nadie, y si son tributos locales que la legislación sobre Haciendas Locales no los establece como potestativos y solo permite pequeñas bonificaciones, es posible que algún avispado candidato a Alcalde prometa compensar a los contribuyentes con subvenciones en cuantía equivalente al gasto que supone.

Un bonito ejemplo nos lo ofrece el caso resuelto por la Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo de 19 de Mayo de 2014 (rec.3775/2010) que confirma la sentencia de la Sala cántabra que declaró la invalidez de una Ordenanza Fiscal reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) que minoraba el recibo del IBI con el importe de la subvención otorgada al contribuyente empadronado en el municipio. O sea, si la Ley no da la exención total ni parcial, o si la bonificación legal es pequeña, pero se quiere ser demagogo con los ciudadanos pues se desempolva la máquina de subvencionar y todos tan contentos.

Novedades destacadas de la nueva Ley 15/2014 de racionalización del Sector Público y otras medidas

 

 

Otra vuelta de tuerca de la mano de una Ley de “Medidas” o sea cambios de “corte y confección” del nuevo traje de la Administración Pública, con mas austeridad y flexibilidad. Además de las medidas de corte económico y presupuestario, destacaría en lectura rápida los cambios típicamente administrativos.

En materia de notificaciones la implantación de un Tablón Edictal Único (en el BOE) para concentrar la publicidad de infinidad de procedimientos autonómicos y locales que antes se mantenían en la “clandestinidad práctica”. Es más, la publicación en el Boletín oficial autonómico/local y en el tablón de edictos será facultativa, por lo que “cuando los interesados sean desconocidos..o bien intentada la notificación, se hará por medio de anuncio en el BOE” (nuevo art.59.5 Ley 30/1992). Además se acompasan las notificaciones tributarias y de incidencias del Catastro.

En materia de empleo público:

- Se amplia el número de días por asuntos particulares a 5 año (nuevo 48 k, EBEP); – Los funcionarios interinos se vuelven mas “interinos” so pretexto de la flexibilidad ( o sea, movilidad funcional, y además podrán vincularse a programas temporales de hasta…4 años- 3 años, ampliables doce meses)- nuevo art.10 EBEP-.

- Los funcionarios de libre designación tomados de otras Administraciones Públicas ( los que sean designados a partir de la vigencia de la Ley) tendrán muchas probabilidades de reingresar a su Administración de origen de forma expeditiva ( o excedencia voluntaria, nuevo 84 EBEP y Disposición Transitoria novena de la Ley 15/2014).

Y finalmente la consabida reconversión del sector público, destacando la conversión de la Agencia Nacional de Evaluación de Calidad y Acreditación (ANECA) de ser Fundación a Organismo Autónomo.

Hay mucho más en esta Ley ya publicada pero esto es un resumen de urgencia desde mi perspectiva.

 

El Tribunal de la Unión Europea aclara el concepto de retraso aéreo

indemnizaciones por retraso La noción de litigio o pleito evoca complejidad y erudición jurídica. Sin embargo, como frecuentemente he indicado, una gran parte de pleitos versan sobre cuestiones de hecho o probatorias ( en las que subyacen las herramientas jurídicas para valorarlas) y otra gran parte versan sobre cuestiones netamente jurídicas que se zanjan con consultas a jurisprudencia o doctrina trillada. Así y todo, existe un tercer género de sentencias: las que abordan cuestiones jurídicas pero que ponen a prueba el sentido común del Tribunal ya que ofrecen una encrucijada en que todo es defendible o sostenible.

Un bonito ejemplo nos lo ofrece la reciente Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 4 de Septiembre de 2014 en el asunto C-452/13, entre un transportista aéreo y un viajero, en la que se da respuesta a la cuestión prejudicial elevada por un tribunal austriaco y que tiene por objeto interpretar el concepto “hora de llegada” del utilísimo Reglamento (CE) nº 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004, por el que se establecen normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos.

Veamos, que el caso tiene miga, gracia e interés.

Malos tiempos para la valoración de la experiencia en centro sanitario concertado

 

Uno de los fenómenos que ha dado lugar a mayores bandazos en la jurisprudencia contencioso-administrativo es el relativo a si la experiencia cosechada por médicos en Centros privados concertados debe o no ser valorada en régimen de paridad con la experiencia adquirida en Centros sanitarios públicos, con ocasión de los baremos de selección para la obtención de la condición de médicos estatutarios de los Organismos Públicos.

Los argumentos en liza son convincentes. Para unos, la experiencia adquirida con la atención sanitaria en un Centro concertado es igual a la adquirida en un Centro público, pues similar es la cualificación del personal médico, la medicación y el tratamiento, siendo buena prueba de ello que el Sistema público “concierta” con estos Centros su colaboración para prestar la atención sanitaria. Para otros esa experiencia no es equiparable ya que se presta por médicos que no han superado procedimientos objetivos sujetos al mérito y la capacidad ( oposiciones, pruebas colectivas públicas, etc) a lo que se añade que la atención sanitaria de estos centros no cubre la más costosa y avanzada propia de las entidades públicas.

Tras existir fallos judiciales para todos los gustos, de Juzgados y Salas, llega la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo en la STS de 2 de Abril de 2014 (rec.287/2013) y fija un criterio salomónico: “Depende“, ” habrá que valorarlo en cada caso”. O sea, se rechaza la valoración automática y general de tal experiencia que deberá ser objeto de examen casuístico y pormenorizado. Sin embargo, el Supremo dice algo más entre líneas.

Indefinidos no fijos: cada vez menos indefinidos para el Supremo

despido por tabla   Corren malos tiempos para la figura de creación jurisprudencial del “indefinido no fijo” , o sea, el trabajador público que bien por encadenar contratos temporales de forma irregular, bien por aplicar una modalidad contractual errónea, es declarado por sentencia judicial social ( o reconocido por la propia Administración) como trabajador indefinido, pero “no fijo”, esto es, sujeto a fecha de caducidad: cuando se cubra su puesto con alguien mediante los procedimientos constitucionales de publicidad, mérito y capacidad. De ahí que se les haya calificado gráficamente de “indeterinos”, de los que me ocupé en anteriores post. Veamos, donde estamos y hacia donde vamos, tras la recientísima Sentencia de la Sala Social del Supremo sobre despidos colectivos.