Entrevistado por Lawyerpress: sobre Justicia, internet y otros tumultos

abogado derecho administrativo Seguro que hay cosas mejores que hacer que leer esta entrevista que la prestigiosa revista digital lawyerpress me efectuó sobre lo divino y lo humano, sobre justicia, blogs, jueces y abogados ( o sea, mas terriblemente humano que divino).
Pero si alguien desea relajarse, combatir el insomnio o censurar las opiniones de un juez en horas libres, pues que lo lea y disfrute ( o sufra).
Buenas vacaciones para todos.

Si Kelsen levantase la cabeza: Circulares y Notas explicativas de la Ley 27/2013

Ley 27/2013  Para apagar conjeturas el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas publicó el pasado día 5 de Marzo de 2014 una Nota explicativa de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. Aunque se cumple un mes de su lanzamiento no ha apagado las dudas y se ha alzado en fuente de sorpresas y zafarrancho jurídico local. Las Comunidades Autónomas han comenzado a emitir sus correspondientes circulares como la del pasado 1 de Abril de 2014 de la Junta de Castilla y León, camino iniciado unos quince días antes el Gobierno Vasco que hacía pública su propia Circular.  A este panorama “circulatorio” se suman  las tempranas circulares de algunas Diputaciones que intentan llenar las lagunas dejadas por el legislador como las de la Diputación de Huesca debidas a la buena mano de Antonio Serrano Pascual.c

 Al hilo de las citadas Circulares y la Nota del buque-insignia ( Ministerio de Hacienda), no deja de sorprenderme que la Ley mas importante del mundo local, que sacudirá los cimientos de plantillas, servicios, órganos y financiación, precise de una Nota explicativa y por el camino que va, de tantas Circulares como Comunidades Autónomas y  de no pocos Ayuntamientos y Diputaciones.

O bien, la Ley se ha quedado corta o se ha pasado, y lo que los parlamentarios no quisieron que saltara al Boletín, ahora debe remediarse por vías anómalas ( sin luz, taquígrafos ni participación de los afectados). O bien, los reglamentos como figura para desarrollar las leyes hay que dejarlos celosamente guardados, no sea que lluevan las impugnaciones. Si Kelsen levantase la cabeza bien podría inspirarle este fenómeno una “Teoría Impura del Derecho”, porque jamás soñó que las Notas explicativas y las Circulares tuvieran tal protagonismo en el sistema de fuentes.

Ya en su día, las viejas Circulares fueron sustituidas por fuerza del art.21.1 de la Ley 30/1992, de Administraciones Públicas por “Instrucciones y Órdenes de Servicio”, y ahora se ven desplazadas por  lo de “Nota explicativa” que compromete menos y se divulga más. O sea, sirve a la vez de orientación de lo que la Ley podía decir pero no dijo, y de globo-sonda para ver las reacciones del respetable. Ya se ha comentado agudamente el abuso de las Notas explicativas sobre el novedoso régimen local, cuando se llevaban tres y no se habían agotado.

En cualquier caso, sea bienvenida toda aclaración “oficial” ( con las cautelas a la baja de una simple “Nota”, y aplaudiendo las valientes Circulares autonómicas con publicación oficial) por lo que tienen de acompasar el paso de comentarios y especulaciones.  Ya veremos si estas “joyas” acaban en la “casa de empeños” o si son pronto sustituidas por otro abalorio. De momento, me parecen documentos trabajados y utilísimos, aunque no debemos olvidar: que las leyes se modifican por otras leyes, que se desarrollan por reglamentos y todo ello lo aplican o interpretan los Tribunales, por lo que las Notas explicativas o Circulares “alimentan el cuerpo pero no el espíritu”.

NOTICIERO: Las RPT degradadas por el Tribunal Supremo a simples actos administrativos generales

Puestos de trabajo    Confirmando la crónica anunciada, a Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo  de 5 de febrero de 2014 (recurso número 2986/2012 modifica su doctrina sobre la consideración jurídica de las Relaciones de Puestos de Trabajo (RRPPT) de la Administración del Estado (AGE)y los organismos directamente dependientes de la misma. Afirma el Tribunal Supremo, inspirado en el deseo de acabar con la esquizofrenia de que una actuación jurídica puede ser acto y norma a la vez: ” Sobre esa base conceptual, y en línea con la doctrina de las sentencias que se acaban de citar, entendemos que la RPT no es un acto ordenador, sino un acto ordenado, mediante el que la Administración se autoorganiza, ordenando un elemento de su estructura como es el del personal integrado en ella. (…)En tal sentido la función jurídica de la RPT no es la de ser norma de ordenación general y abstracta de situaciones futuras, sino la de ser un acto-condición, mediante el que, al establecer de modo presente y definitivo el perfil de cada puesto, este opera como condición y como supuesto de hecho de la aplicación al funcionario que en cada momento lo sirve de la norma rectora de los diversos aspectos del estatuto funcionarial. (…)Hemos así de conducir, rectificando expresamente nuestra jurisprudencia precedente, que la RPT debe considerarse a todos los efectos como acto administrativo, y que no procede para lo sucesivo distinguir entre plano sustantivo y procesal.”

 Y aunque intenta no prejuzgar su efecto en las Comunidades Autónomas es evidente que, salvo configuración normativa diferente por sus leyes de función pública (que no la hay, pues ninguna Comunidad  ha sido imaginativa sobre sus instrumentos ordenadores), se producirá un efecto-dominó.

 Efecto dominó subjetivo, pues afectará de facto a todas las Administraciones Públicas y sus RPT.

Efecto dominó objetivo, pues todas las casaciones pendientes en el Supremo se verán inadmitidas de forma sobrevenida.

Efecto dominó procesal, pues en pleitos en curso habrá que plantearse la situación de las impugnaciones indirectas ( para el Supremo no caben), la eventual necesidad de acumulación objetiva de acciones, etc,etc…

Seguiremos comentando este tsunami mas adelante. Si Kirschman levantase la cabeza diría: Un cambio jurisprudencial tira bibliotecas enteras de jurisprudencia..

Candidaturas a los Blogos de Oro jurídicos en la IV Edición Derecho en Red

mejores blogs juridicos  Si los Globos de Oro de cine son concedidos por los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Holywood, los Blogos de Oro jurídicos son los concedidos cada año por los miembros de la Asociación Derecho en Red a los héroes de la blogosfera jurídica, este año en la triple modalidad de Mejor blog, post y perfil en twitter jurídico 2013, y con la colaboración del Gobierno de La Rioja.

 Lejos queda el año 2010 en que agradecí vivamente el reconocimiento como mejor blog de mi artesanal observatorio jurídico (www.contencioso.es) mientras que la edición actual ( IV Edición-2014) muestra los merecidos frutos de la iniciativa de un grupo de soñadores, implicados en las nuevas tecnologías y hábiles juristas, nucleados en la Asociación Derecho en Red. En definitiva, un éxito de la sociedad civil, que entre sus ricas actividades en la red, han conseguido que estos premios se hayan consolidado en la Blogosfera como referencia inexcusable del rumbo y aportaciones del Derecho en el turbulento océano de internet.

 Las nominaciones de la IV Edición de los premios están aquí y os invito a que os asoméis a tanta sabiduría gratuita y dosificada en sabrosas píldoras (post y twetts).

 Si bien las convocatorias han profundizado en cuanto a difusión, concurrencia y rigor, confío en que su expansión sea imparable y exponencial. Me atrevo a sugerir ( o a vaticinar, quizás) que, aplaudiendo el paso adelante del gobierno de La Rioja, sería bueno en futuras convocatorias contar con el impulso y patrocinio de una Comunidad Autónoma diferente cada año, como igualmente sería maravilloso que algún día, al puro estilo hollywoodense, profundizase en las nominaciones por áreas o disciplinas mas o menos extensas ( P.ej. Derecho público, Derecho Privado, Derecho de las Tecnologías, etc), pues lo cierto es que el mundo de los blogs jurídicos se ha convertido en un Universo jurídico paralelo al Universo bibliográfico tradicional;  asimismo, nominaciones a vertientes específicas podrían inspirar los premios a los post ( post mas creativo, post mas divulgativo, post de impacto mediatico,etc).

  En fin, se trata de una mera sugerencia (algo así como lo de Luther King: “Yo tuve un sueño…”), pero quien tiene la llave es la Asociación Derecho en Red que hasta ahora ha demostrado saber lo que hace, paso a paso, con firmeza y hacia adelante. Y sé que no es fácil.derecho en red

Museo de los horrores del Derecho Administrativo

Museo del Derecho

 

     El camino abierto por Von Ihering a fines del Siglo XIX alentando a la “lucha por el Derecho”  tuvo imperecedero reflejo de la mano del profesor García de Enterría en el Derecho Administrativo español en lo que calificó de “lucha contra las inmunidades del poder”. Y aunque la fuerza expansiva del Estado de Derecho, la tutela judicial efectiva y el principio de legalidad en la Constitución han comportado la eliminación o retroceso de prácticas e institutos administrativos inquisitoriales, abusivos o retrógrados, lo cierto es que una mirada serena al planeta del Derecho Administrativo español muestra institutos tóxicos e inaceptables en una sociedad avanzada y que podrían formar parte de un Museo de los Horrores del Derecho Administrativo. Vayamos por Salas.

 

Como ser abogado y sobrevivir al procedimiento

      Aquí os ofrezco la intervención oral que titulé  “ Como ser abogado y no morir en el procedimiento” y que impartí con ocasión de la  apertura del curso 2013-2014 de la Escuela de Práctica Jurídica del Principado de Asturias el pasado 21 de Noviembre de 2013,  en el Paraninfo del  Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo. Una exposición breve y con pretensiones de amenidad en materia objetivamente resistente a la chanza, que se esfuerza en mostrar la importancia de las reglas procesales al encarar un litigio. Creo que será útil para los novatos y despertará la sonrisa cómplice de los veteranos.

   Espero que os guste, pero si consideráis que lo habéis visto todo  en materia procesal o si tenéis algo mejor que hacer, os la convalido y no os molestéis en visionarlo. Al menos, lo que no es discutible es que no es un producto caro por aquello del “caballo regalado no le mires el dentado”. Gracias por vuestra atención en este salto de la letra a la palabra.

Imagen de previsualización de YouTube

Magistrado plagia a Magistrado

  magistrado plagiador 

Si bien este post se destinó en su versión original a denunciar con firmeza un burdo plagio de algunos artículos del blog y particularmente por la publicación del último hito en una editorial de prestigio, lo cierto es que gracias al impulso desde este blog y a vuestro apoyo como lectores y comentaristas se consiguió la deseable rectificación por el culpable.

 Como os debo una explicación a todos los que con vuestras palabras y apoyo me ayudasteis, por la eliminación del contenido del post original y de vuestros comentarios, se trataba de cumplir con lo que anuncié en estos términos en uno de los últimos comentarios a mi propio post de hace cinco días (hoy es 10/2/14), y que reproduzco:

” Quiero compartir con vosotros que finalmente el plagiador me ha enviado un correo pidiendo disculpas y asumiendo su equivocación, lo que sin duda le redime de sus culpas ante mis ojos: primero, porque todos cometemos errores y asumirlos es un acto que ennoblece, especialmente al caído; segundo, porque el daño moral que me ocasionó, con su actitud moral positiva y de respeto hacia mi, se repara; y tercero, porque no va conmigo el ensañamiento.

En consecuencia, tras constatar que La Ley Wolters me ha demostrado una actitud diligente para atajar la tropelìa, y tras apreciar la impagable comprensión de los lectores del blog, pasaré página a tan desagradable incidente. Perdonaré y olvidaré. Y como hasta los antecedentes penales se cancelan, para evitar que la larga vida de este blog marque indefinidamente con la marca de Caín al arrepentido, pues dentro de cinco dìas borraré el post y comentarios. Será el primer post de los casi mil que pueblan el blog que tendrá fecha de “caducidad”(¡qué ironįa¡). Confío en que haya aprendido algo. Yo he aprendido el poder solidario del blog.

Gracias a todos, sinceras.”.

Por razones técnicas debo dejar este lapidario residuo del post pero sin ir mas allá. Y como decía un comentarista: Ahora a pasar página y  seguir ocupándonos de Derecho. 

 

La Universidad Politécnica de Madrid y Juan Manuel del Valle: un asombroso divorcio

Universidad Politécnica de Madrid La crónica de hoy sale de las venas y bien está porque ayuda a comprender que la Justicia y el Derecho no siempre cabalgan juntos y que hay injusticias frente a las que solo cabe el alarido desgarrado. En este caso, hablaré dejando a un lado la toga, el birrete y las leyes para hablar con las venas abiertas del avatar de un amigo frente a la Administración a la que servía.

Si no está tu padre, hay quien te aconseja; si no tienes pareja, quien te escucha; si no tienes profesor, quien te enseña; si no tienes ideas quien te las sugiere, y si cuestionas este mundo ingrato, quien te enseña el lado divertido de la vida. Todos esos papeles ha jugado en mi vida Juan Manuel del Valle y por eso os invito a leer una sentida pero dura crónica. Que cada uno saque sus conclusiones.

La huida del procedimiento administrativo de la Unión Europea

Union europea y procedimiento Si el Derecho Administrativo interno estaba “motorizado” según Carl Schmitt, podríamos decir que el Derecho Administrativo europeo está “ralentizado”.  Con ello, queremos señalar que la Unión Europea, y particularmente la Comisión como brazo ejecutivo inmediato y guardiana de los Tratados, no se siente cómoda en las redes de un procedimiento administrativo por lo que huye de su regulación. Ello pese a la voluntariosa Resolución del Parlamento Europeo, de 15 de enero de 2013, con recomendaciones destinadas a la Comisión para impulsar  una Ley de Procedimiento Administrativo de la Unión Europea (“Esperando a Godot”), hito que abre el reciente trabajo del abogado Isaac Ibañez García con titulo tan gráfico como sugestivo: ” Graves ausencias procedimentales en el Derecho administrativo de la Unión Europea”, publicado por el Instituto de Derecho Europeo e Integración Regional (IEIR) de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid.

Último hito sobre la responsabilidad subsidiaria del Estado del justiprecio

Responsabilidad justiprecio  Si hace unos días señalábamos que el Tribunal Supremo avalaba la responsabilidad subsidiaria del Estado para el caso de impago por el beneficiario del justiprecio, lo cierto es que la sentencia citada no creaba jurisprudencia, y el Estado mueve ficha como el crótalo revolviéndose y aprovechando para introducir en el  Real Decreto-Ley 1/2014, de 24 de Enero ( publicado hoy, 25 de Enero de 2014) una modificación de la Ley de Contratos Públicos ( ¡¡ Otra más!!!), junto a la correlativa modificación de la Ley de Autopistas de 1972, que mete en el mismo paquete una medida lógica e inofensiva junto a una medida sibilina y peligrosa.

 Afirma ahora la Ley de Contratos del Sector Público:

«7. Si el concesionario no cumpliera con las obligaciones del beneficiario en las expropiaciones y en virtud de resolución judicial, cualquiera que fuera su fecha, la Administración concedente tuviera que hacerse cargo de abonar las indemnizaciones a los expropiados, ésta quedará subrogada en el crédito del expropiado. En todo caso, desde el momento en que se declare la obligación de pago a cargo de la Administración concedente, las cantidades que no le sean reembolsadas minorarán el importe global que corresponda de conformidad con lo dispuesto en el apartado primero de este artículo.».

 Pasen y vean el alcance.

Responsabilidad de los Reyes Magos por mala puntería

responsabilidad patrimonial por caramelo lanzado   La tradición y las ilusiones de los niños bien merecen que la Administración se ocupe de atenderlas organizando la cabalgata de Reyes Magos, con sus pajes, camellos, carrozas y charangas. Sin embargo, las fiestas a veces las  carga el diablo ( como algunos espectáculos públicos recientes que acabaron en tragedia por la combinación de multitudes y negligencias personales) y dan lugar a problemas jurídicos.

 Basta consultar las bases de datos de sentencias sobre responsabilidad administrativa para observar que hay pronunciamientos sobre una rica variedad de situaciones en torno a la cabalgata: el niño que corre y se golpea o es atropellado por el tractor oculto bajo el disfraz de carroza;  el caramelo que lanzado por Baltasar  le rompe las gafas a un pequeñuelo; el camello que nervioso por ruidos y multitudes cocea un escaparate; el vecino que denuncia por contaminación acústica el paso insoportable del desfile; el propietario que no pudo acceder a su plaza de garaje o destino a tiempo por el bloqueo de las calles cerradas; el altercado entre padres por ocupar primeras filas que desemboca en reyerta y acciones contra el Ayuntamiento por no salvaguardar la seguridad; el comparsa que no cobra por su participación,etc.

Eso sin hablar de la extravagancia que puede llevar a que alguien plantee acciones de responsabilidad contra la Administración por daños morales en su hijo ( decepción y lloros sin cuento) derivados de una representación de la Cabalgata tan chusca que  evidencie que los Reyes Magos tienen  rostro conocido lo que puede provocar una frustración terrible en un menor que observa como el Rey Baltasar se decolora o como el Rey Melchor guarda parecido gemelar con el Concejal, mientras Gaspar exhibe bajo el manto de armiño unos pantalones tejanos, gafas y una barba blanca que no armoniza con el negro peluquín. O sea, daño individualizado en ciudadano ( madura antes de tiempo) por mal funcionamiento de la Administración.

   Este tono festivo me lleva a recordar los términos de un divertido pero razonado Auto dictado por el Juzgado de Instrucción num.4 de Huelva el 26 de Junio de 2010 (rec.1861/2010) que ante la denuncia formulada por un padre contra “el Rey Baltasar” por lesiones por imprudencia derivadas de la contusión en el rostro del niño por un caramelo lanzado por aquél, se pronuncia nada menos que sobre si el juez debe abstenerse por su simpatía como infante hacia los Reyes Magos, y sobre si el Rey gozaría de inmunidad para su enjuiciamiento. Parece insólito pero cierto. Merece la pena leer este Auto sabiendo que el mismo no es fruto de una ocurrencia de internet ni de un “corta y pega” ni de un monólogo del Club de la Comedia, sino de un Auto real y como tal figura en las bases de datos oficiales.

Biblioteca prodigiosa: Juristas y enseñanzas alemanas ( Sosa Wagner )

libros de administrativoDe Alemania no solo nos vienen los temores de su papel de árbitro, juez y parte de la economía europea sino un enorme legado sobre el Derecho Público. Lo demuestra el delicioso primer volumen de ” Juristas y enseñanzas alemanas”  (1945-1975) de Francisco Sosa Wagner ( Marcial Pons,2013), que me apresuro a recomendar por su utilidad y brillantez. En primer lugar, porque muchos que vivimos del Derecho Administrativo somos hijos de manuales y enseñanzas que de forma confesa se apoyan en “los hombros de gigantes alemanes del Derecho público”.

 En segundo lugar, porque me cuento entre los que ni hablo alemán, ni cuento con todas las traducciones al español que desearía de la obra de los juristas alemanes. Y por eso agradezco la generosidad de quien los conoce, estudia y nos lo ofrece de forma clara, didáctica y amena. Pero asomémonos a sus páginas. Pasen y vean.

Carta de un euroconvencido a Sosa Wagner y Mercedes Fuertes: Europa merece la pena

 Sosa Wagner   Devoro con fruición el breve ensayo titulado ” Cartas a un euroescéptico” realizado por los Catedráticos de Derecho Administrativo, Francisco Sosa Wagner y Mercedes Fuertes (Marcial Pons, 2013) y mi asombro es mayúsculo por varias vertientes que merece la pena glosar.

Senderistas y cicloturistas contra la expoliación de caminos públicos

expolio de caminos publicos No se trata del clásico avispado que aprovecha a extender la linde de su propiedad para apropiarse de un camino público y que ha dado lugar a miles de litigios y no pocos de ellos con desenlace penal ( peleas o reyertas entre usurpadores y quienes se creen usurpados). Se trata de otro fenómeno puesto de manifiesto en las VII Jornadas de Caminos públicos celebradas en Constantina, Sevilla, el 1, 2 y 3 de noviembre pasado, en las que se reunieron representantes y activistas de organizaciones ambientales y senderistas para reclamar frente a las usurpaciones de senderos y caminos públicos. La noticia del evento refleja situaciones de grave enfrentamiento y sabotaje de cierres por parte de particulares y asociaciones que al pretender transitar  (caminando o en bicicleta) por senderos de montes, bosques o llanuras, se tropiezan con vallados y alambradas. Las implicaciones jurídicas son tremendas ya que el abuso de la fuerza para ejercer lo que se cree un derecho no está amparado por nuestro Ordenamiento Jurídico. Es cierto que “no hay que poner puertas al campo”, pues si constar que ese campo es público, nadie debe limitarnos el libre uso. Pero veamos la problemática.

Memorias de un alumno escolapio: aquellos maravillosos años

Loyola

Con tanto debate sobre el sistema educativo y su posible reforma, me pareció oportuno exponer negro sobre blanco, o viceversa, lo que fue mi propia formación de infante y adolescente en el Colegio Loyola de los padres escolapios de Oviedo. Una especie de catarsis, con bajada a los infiernos incluida. Aunque tengo que dar la razón a Aristóteles en aquello que decía sobre que “las raíces de la educación eran amargas pero el fruto dulce”.

  El resultado es la publicación de un libro en forma digital y gratuita significativamente titulado: “ Memorias escolapias de un alumno inquieto” (1967-1980).

    Por sus ciento ochenta páginas desfilan mis recuerdos y experiencias de infancia y adolescencia en torno al Colegio, la visión de profesores y alumnos, salpicado de puntuales reflexiones y confesiones intimistas.

   Tal y como advierto en el prefacio, el texto no pretende un ajuste de cuentas, ni reescribir la historia o de novelarla, sino sencillamente ofrecer un inventario de vivencias escolares, con una perspectiva subjetiva y posiblemente distorsionada por la liviana memoria.

   Intuyo que lo allí dicho será familiar a estudiantes de otros colegios similares porque el período escolar deja huella en toda persona y el período histórico considerado dejó huella en la España que vivimos.

 Vale, de acuerdo. No interesan las cosas del abuelo Cebolleta. Coincido en que el tiempo no puede perderse en leer manuscritos ajenos sobre vidas ajenas, pero nunca faltarán razones para asomarse a esta obra:¿curiosidad?,¿ regreso al pasado?, ¿aburrimiento?,¿insomnio? o incluso, por razones mas perversas: ¿tenía Sevach aspecto de empollón asexuado, zoquete en ciernes o buscavidas?, ¿cómo sufría la disciplina escolar?,…

  En fin,puede descargarse directa, completa y gratuitamente en pdf desde Bubok,  aquí ( o  a precio de coste lo remite Bubok impreso en papel).

 Y ya se sabe, a caballo regalado no hay que mirarle el dentado.

Loyola

Colegio Loyola en Oviedo. Vista desde el monte Naranco

Y si alguien quiere añadir comentarios sobre la educación de aquélla época pues ahí está el foro abierto a los comentarios. 

 

La Audiencia Nacional anula la insólita separación del servicio de un fiscal

 

liberadoSe acaba de dictar la Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de 1 de Octubre de 2013 (rec.1/2013) por la que se estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por un funcionario miembro del Ministerio Fiscal que fue sancionado nada menos que con la separación del servicio por falta muy grave de desobediencia a la Fiscal Jefe.

Era la primera vez que se separaba del servicio a un Fiscal por desobediencia y la primera vez que una sentencia saca los colores al Consejo Fiscal y al Secretario de Estado de Justicia que avalaron tal sanción de expulsión.

Estamos ante una sentencia que pone en sus justos términos la potestad sancionadora en el ámbito de la fiscalía, las condiciones y trámites, así como demuestra la fuerza del Estado de Derecho para que el poder punitivo se ejerza con sensatez y mesura, y por supuesto, con observancia de las reglas de procedimiento tras las que se sitúan garantías. Veamos la sentencia.