Publicado el Manual de Simplificación Administrativa: mucho ruido y pocas nueces

Manual de Simplificación El Manual de Simplificación Administrativa y Reducción de Cargas para la Administración General del Estado publicado en el BOE de 9 de Octubre es resultado de una propuesta de la Subcomisión de Simplificación Administrativa de la Comisión interministerial para la Reforma de las Administraciones Pública (CORA), creada en octubre del año 2012  con el sano objetivo de trazar una hoja de ruta de reformas de las Administraciones Públicas para reducir su tamaño, dotarlas de flexibilidad y mejorar su eficacia. Y ello mediante criterios generales, claros y aplicables en todos los ámbitos administrativos, superando las medidas puntuales, sectoriales y a corto plazo.

En suma, parte del significado de “Simplificación” en el Diccionario de la Real Academia considerando “simplificación administrativa” la actividad dirigida a hacer “más sencilla, más fácil y menos complicada” la actuación de las Administraciones Públicas.

Entusiasmado por la iniciativa, me lancé gozoso a la lectura de tan prometedor documento, aunque aviso que la Odisea de Ulises en el retorno a Ítaca es un juego de niños al lado de la proeza que se me ofreció. Veámoslo.

Felicidad a golpe de Bando municipal

felipe VILa vida municipal regala perlas que nos hacen sonreír.

La Declaración de la Independencia americana de 4 de Julio de 1776 sentaba el derecho a ” la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”-

La Constitución española de 1812 en su artículo 6 afirmaba: ” El amor de la Patria es una de las principales obligaciones de todos los españoles y, asimismo, el ser justos y benéficos.”

Pues bien, con menor rango pero con similar candor, ayer se publicó por la Alcaldesa de Madrid, Ana Botella, un Bando con motivo de la proclamación de Felipe VI que mas allá de los Bandos recordatorios de normas, ofrece un ejemplo de glucosa y gozo que recuerda el mantra de los Hare krishna.

 

Anunciarse como abogado con humor y dignidad

negocio de los abogados  Por desgracia, la crisis económica que padece la abogacía ( como consecuencia de tasas judiciales, costes fiscales y mercantiles de la profesión, clientes con menos fondos, cauces alternativos a los litigios, etc), ha forzado la imaginación del abogado para captar clientes o no perderlos. Ello sin olvidar la figura del “gorrón de abogados” que comenté en un anterior post y que da mucho trabajo y poco rendimiento económico.

Se trata de sobrevivir y a veces, cuando la habilidad negociadora, la innovación tecnológica o la flexibilidad de anticipo o cobro honorarios no bastan, se arriesga a seguir el viejo adagio “el que no se anuncia, no vende”.

Veamos en clave de humor algunos casos curiosos que he extraído del océano de internet y referido a todo el mundo ( con las consiguientes cautelas sobre su veracidad y contexto).

Sentenciando el litigio mas difícil del mundo

litigio mas dificil

A veces los litigios contencioso-administrativos se convierten en un espeso bosque formado por los árboles de los argumentos de la demanda o contestación, unido a las alimañas procesales, que impiden ver el problema con claridad. Se impone a veces tomar distancia y centrarse en el núcleo del problema para resolverlo con sentido común. Reflexionando sobre esto y dado que estamos en etapa de Carnaval me pareció oportuno someteros un caso judicial hipotético, con notas humorísticas, para un rápido análisis y dictamen.

Veamos.

Publicada en el BOE la norma mas cochina

 jamones y lomos   En tiempos de proliferación de normas que nadie lee y a nadie le importan, a veces afloran reglamentos de carga revolucionaria, que afectan al pobre y al rico, que encierran un ejemplo vivo de Derecho Administrativo y que además el jurista debe conocerlo por obligación… y por devoción. Es el caso del Real Decreto 4/2014, de 10 de enero (BOE de 11 de Enero), por el que se aprueba la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico.  Veamos su regulación con un toque de humor apropiado al fin de semana.

Papa Noel demuestra que la Ley no es igual para todos

el delincuente de papa noel Ya que hoy llegará Papa Noel a los hogares españoles, bien está una nota de humor sobre la dimensión jurídica de su labor. La idea me la ofrece la conferencia que en 2009 impartió en EEUU, Fiona Church, la Decana de Derecho de la Facultad de Derby, en la que analizó la cuestión jurídica de si Papa Noel ( o Santa Claus) era “bueno o malo” según las leyes. Y es interesante reflexionar sobre ello bajo la perspectiva del Derecho español.

Derecho de personajes de tebeo

Derecho y superheroes Se acaba de publicar en EEUU  un Libro titulado  The Law of Superheroes, escrito por los abogados James Daily and Ryan Davidson, que de forma didáctica y divertida explica el derecho constitucional, penal y tributario planteando cuestiones jurídicas sobre los superhéroes de los comics, tales como:¿ podría Superman demandar a alguien si revelase su identidad como Clark Kent? , ¿ puede aducir el malvado Jóker trastorno mental como defensa por sus crímenes?, ¿ cabe aplicar la pena de muerte a un héroe que es invulnerable?, ¿puede Spiderman como ciudadano privado arrestar a alguien?, ¿perderían la propiedad heredada si el superhéroe resucita?, ¿ las condenas a los malvados a prisión eterna son constitucionalmente admisibles?. Tan ingenioso planteamiento me ha llevado a evocar los tebeos y dibujos animados de mi infancia por si admitirían algún enfoque didáctico del derecho y se me ocurre lo siguiente.

Los libros de Derecho Administrativo menos leídos en España

libros    Sobre Derecho Público se escribe mucho pero se lee poco. El aluvión de normas y su corta vida de vigencia, unido a la incesante jurisprudencia, y la saturada agenda del hombre actual, dificulta poder hablar de algún Leonardo Da Vinci de esta disciplina ( el desaparecido fénix Villar Palasí o la viva leyenda de García de Enterría, por ejemplo). Curiosamente, me atrevo a decir que en la pinacoteca jurídica del Derecho Administrativo (poblada de profesores, abogados y jueces) abundan los  impresionistas (manejan los conceptos básicos como pez en el agua… pero no descienden a aguas profundas)  junto a los especialistas (saben mil y una lecturas de un precepto reglamentario pero ignoran el contexto y los institutos básicos); los hay que tocan de oído, y quienes demuestran erudición por goteo; y por supuesto no faltan quienes cosechan ideas y datos gracias al parasitismo de becarios o pasantes.

    Pero lo de leer artículos y Libros sobre Derecho Administrativo de forma espontánea, por curiosidad intelectual, me temo que no abunda. Diríase que la “formación preventiva” ha  dejado paso a la  “formación reactiva”, que se forja cuando hay que resolver un caso concreto acudiendo a google o a las bases de datos jurisprudenciales y bibliográficas. Aquéllos tiempos en que se leía doctrina, en que los manuales eran subrayados por abogados y jueces, en que se devoraban artículos y se debatían contenidos, aquellos tiempos, como las golondrinas de Bécquer…no volverán.

  Tras esta agridulce reflexión y para alegrar el semblante de los lectores aludiré a los Libros de Derecho Administrativo que considero menos leídos en España  porque están en blanco o porque son tan fantásticos que nadie se asoma a las páginas de un libro enteramente inverosímil. Veamos los veinticuatro  títulos de esta imaginaria biblioteca borgiana (o Sevachiana), de Libros de Derecho Administrativo inéditos pero que paradójicamente todos conocen su contenido.

Primicia tecnológica: Los problemas de abogados y otros sufridores de la crisis

 abogado   Conversando con un joven abogado que me exponía las dificultades de la profesión, le comenté que ser letrado en España se  parecía  a ser misionero católico en Irán: muchos requisitos para entrar, autoridades hostiles, pocos clientes y sin posibilidad de hacerse rico. Para valorar la situación real, y huyendo de encuestas refinadas y estudios académicos, acudí a un sistema sencillo pero razonablemente fiable, que al menos me provocó una sonrisa (tragicomedia, le dicen).

Derecho frente a casos torcidos: el caso de las Sandías voladoras

sandiass Dicen que el Derecho es la respuesta a los conflictos sociales o de intereses, pero en el caso de la reciente Sentencia de la Sala Social del Tribunal Supremo de 16 de Noviembre de 2012, resulta mas bien un sainete cuando demuestra que han sido precisas tres sentencias de otros tantos órganos jurisdiccionales para confirmar que es procedente el despido de un trabajador del campo quien, tras ser advertido por el capataz de que no utilizase el móvil en plena tarea, le arrojó por respuesta dos sandías que impactaron en la cabeza y el cuerpo, además de exhibir amenazadoramente una navaja.

Tan singular suceso, con poso propio de película de Berlanga, me plantea el papelón del abogado que tiene que defender la situación (aunque ciertamente aplicó con habilidad el juego de la prescripción de la infracción).  Pero se me ocurre, ya que estamos en víspera vacacional, imaginarme los alegatos de defensa que esgrimiría un abogado si tal situación se hubiere planteado por un funcionario que fuese sancionado disciplinariamente por tal actitud ante su superior en una Administración Pública (por ejemplo, Un Instituto de Investigación Agraria). Veamos la estrategia de posible defensa.

Poesía y crisis del poder público

poesia Hoy día 21 de Marzo, se conmemora por la UNESCO el Día Mundial de la Poesía. Me ha retado Antonio Arias (www.fiscalización.es) a presentar en verso nuestras respectivas entradas (link) para sumarnos al evento. Ahí va mi aportación, con huella de Quevedo (crítica y frivolidad)  y Lope de Vega ( el soneto que le mandó hacer Violante). Se admiten cyberabucheos.

 

 

¿Habrá receta para la buena Administración?

En la vida me he visto en tanto aprieto

Aunque si en tal lío me meto

Merezco un buen pescozón

 

Lo primero, la reforma electoral

Siempre alternan los mismos

Mas participación y menos partidismos

pero hace falta mas moral.

 8

Lo segundo, recortar Administraciones

Las superfluas, duplicadas y costosas

Mas abejas y menos mariposas

pero hacen faltan mas doblones.

 

Lo tercero, eliminar altos cargos,

Los decorativos, eventuales y aduladores

Mas funcionarios y menos muñidores

pero hace falta tenerlos bien largos

 

Lo cuarto, desterrar los políticos pacatos

Los mercaderes del templo, los señores

Mas soñadores y menos impostores

Pero hacen faltan mas Espartacos.

 9698730-una-ilustracion-vectorial-de-un-arbitro-de-futbol-silbatos-mantiene-una-tarjeta-roja-y-apunta-al-lad

Lo  quinto, enterrar prácticas despilfarradoras

Coches oficiales, móviles y lujos,

Mas austeridad y menos tapujos

pero faltan mentes ahorradoras.

 

Lo sexto, olvidarse de Decretos leyes,

Nada de economías y prepotencia

Mas debate y menos urgencia

Pero les falta lo que a los bueyes.

 

Lo séptimo, renegar de la Diosa recaudación

Impuestos, embargos y sablazos

Mas inversión y menos tijeretazos

pero hace falta mas corazón.

 images-1

Lo octavo, acabar con la corrupción

Yernos, testaferros y Bárcenas

Menos rodeos y mas condenas

Pero hace falta mas Inquisición.

 

Lo noveno, devolver ilusión a los funcionarios

Quitar designaciones y prejuicios

Mas profesionalidad y menos vicios

Pero faltan buenos mandatarios.

 

Van nueve ingredientes y aún sospecho,

Que aunque no hay nadie cocinando

Pensad que de la crisis estamos en los postres

Y siendo optimistas, está hecho.

druida00

 

 

 

 

Picardías españolas ante multas por mal aparcamiento

Multas   Tuve ocasión de asistir desde la terraza de una cafetería a las doce del mediodía del sábado a un incidente entre el propietario de un vehículo aparcado en calle peatonal y el policía local que daba instrucciones a la grúa municipal para retirarlo. Los espontáneos alegatos de defensa del denunciado, tras salir precipitadamente de la cafetería para encararse con el policía, se han repetido por toda la geografía española ante incidentes similares y posiblemente aquí viene al caso el conocido “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”. Quede claro que la reacción es humanamente comprensible aunque jurídicamente desatinada. Veamos, los alegatos y la respuesta jurídica.

Desmadre en el Ayuntamiento

      Hoy toca humor. Y del bueno. Quien conoce la vida municipal, como concejal, funcionario o ciudadano, habrá pensado infinidad de veces que el Ayuntamiento es un desmadre, parafraseando aquello de “ La Justicia es un cachondeo” (Pedro Pacheco, dixit).  Pues bien, he tenido conocimiento del libro expresivamente titulado “ Desmadre en el Ayuntamiento” (Ediciones Dauro,2012), obra del increíble Toté, sobrenombre de Antonio Rodríguez Laíz (Almería,1962). Y digo increíble porque además de ser un extraordinario dibujante es capaz  de transmitir con una viñeta y una frase la cruda realidad de la vida municipal, con sus grandezas  y miserias. Es imposible asomarse a ese libro sin que la sonrisa y la complicidad brote en el lector, por donde desfila todo tipo de fauna y anécdotas municipales.

 He trabajado poco tiempo en la Administración municipal pero atesoré valiosas experiencias y aprendí mucho. Primero, a sobrevivir. Segundo, a madurar al comprobar que las cosas no son como debieran ser o como dicen las leyes. Tercero, que todo Ayuntamiento es una colmena bulliciosa con su abeja reina (Alcalde), abejas laboriosas  y zánganos, mientras en el exterior los ciudadanos buscan la miel del servicio público y unos se endulzan y otros salen con picaduras.

 Por eso, al leer el Libro-Comic de Toté me maravillé con regocijo de cómo es posible combinar el más fino humor (a veces sutil y a veces desternillante) cuando se examina algo serio, como es la vida municipal. El humor de Toté es digno de ser rumiado, paladeado y saboreado como una delicatessen cultural.  Y  de paso, nos revela los secretos de la vida municipal, jugando con tópicos poco típicos y con la sana perplejidad del ciudadano de a pie, con especial hincapié en  la tragicomedia de los políticos que por allí pululan. 

Algo huele mal en la justicia

            Marcelo le comentaba al príncipe Hamlet que algo apestaba en Dinamarca, Quevedo realizó un divertido ensayo para defensa del Pedo, y a la inmensa mayoría de los españoles el tufo de la corrupción le resultará molesto, pero lo que no esperábamos es que un Juzgado de Violencia de la Mujer impusiese una multa por atentado contra la dignidad de su pareja al propinarle alevosamente una ventosidad. Tal suceso tuvo lugar esta semana pasada en Valencia. Y merece alguna reflexión jurídica y sociológica.

La crisis económica y jurídica en imágenes tragicómicas

La crisis económica hace bajar la guardia al poder en la calidad de las normas y alimenta un escenario de inseguridad jurídica. La inseguridad económica (¿contracción del gasto o expansión?,¿recortar o invertir?) acaba repercutiendo en inseguridad jurídica. El empresario recibe una nueva normativa laboral y tiene miedo de que no se trate de un regalo envenenado y que le estalle en las manos. El trabajador no sabe si llegará a fin de mes, ni como afrontar el goteo de costes ( tasas, IBI, luz y gas, etc). El funcionario no sabe si el mes que viene cobrará íntegra su paga o si será traslado forzosamente, o cambiadas sus condiciones de trabajo. El ciudadano desfavorecido ve perplejo como los gastos sociales y asistenciales van en retroceso.

En esta tesitura, haciendo de la necesidad virtud, ofrezco unas imágenes que nos explicarán la crisis de forma tragicómica, algunas de las cuales he tomado de una de las ingeniosas y divertidas webs del planeta (severlasalreves). Ahí va.

PRIMERO.- Las leyes inundaban los Boletines Oficiales, en unos casos para suspender derechos o servicios públicos, en otros para imponer restricciones de gasto público. Las palabras estelares son “tijeretazo”, “decretado”, “control”, “responsabilidad”,etc… El problema es que si ya era difícil seguir el Derecho Administrativo,  y no digamos el Derecho Administrativo-Económico, las normas comienzan a formar un complejo puzzle, muy cuestionable en términos de claridad y eficacia.

Los Boletines Oficiales comienzan a recordar las instrucciones lapidarias, supuestamente claras del interior de los aviones, que prácticamente nadie examina y lo que es mas grave, que a nadie interesa. Por ejemplo,

SEGUNDO.- El recorte de gasto público estatal, autonómico y local apunta al estrangulamiento. Es cierto que hay muchísimo donde recortar pero da la sensación de que se recorta donde no sobra y no se recorta donde se despilfarra.

El escenario previsible es inquietante. Por ejemplo,

TERCERO.- La gente cuando pierde la confianza en las instituciones, en las autoridades, o en los políticos, busca salida a su libertad de expresión y derecho de queja. Las manifestaciones están a la vuelta de la esquina.

El problema es que la violencia genera violencia, y situaciones pintorescas. Por ejemplo,

CUARTO.- Si el Estado no da respuestas y no asegura aquello que la Constitución americana garantiza ( “el derecho a la búsqueda de la felicidad”) está servida la  fuga de cerebros, de investigadores, de profesionales, de mano de obra, de inmigrantes.

Triste lo que refleja el sentir ciudadano. Por ejemplo,

QUINTO.-  La sensación mas agridulce es que los políticos de toda condición son pilotos desorientados, o no saben o no pueden o no quieren sacar al país de la crisis.

Quizás deberían ponerse señales prohibitivas de entrada de los políticos profesionales en la vida democrática, pues los ciudadanos somos como perrillos guiados por ellos.

Y por eso, no estaría de más la prohibición siguiente si a veces los ciudadanos nos sentimos perrillos ante quienes manejan los hilos políticos y financieros (¿ prohibe pasear al chucho o “hacerle algo” al chucho?).

SEXTO.- Lo cierto es que el español es muy sufrido, y su historia se repite mes a mes.

En fin, que escuchaba ayer al Ministro de Hacienda “tranquilizarrnos” disipando la posibilidad de “intervención´” comentando con imagen cinéfila que “los hombres de negro” no nos visitarían, y para mis adentros no puede menos de pensar que lo que necesitamos es la intervención de … ¡ los cazafantasmas!!… Que cada cual los identifique porque hay mucho donde escoger, de todo ámbito e ideología, y lo triste es que vivimos una situación en que se habla mucho y se sabe poco, hay mucho “profeta del día después”, y el ciudadano ve patidifuso como se desmorona su fe en los gurus, en las instituciones, en la economía y en el Derecho.

Sexo al volante jurídicamente peligroso

Para evitar hundirnos en la desazón de Gurtheles, Urdangarines, Garzones, Dorribos, Ruicesmateos y otros affaires judiciales, hago un barrido por la prensa americana y me tropiezo con un asunto insólito de denuncia por sexo al volante ante los Tribunales, que al menos nos hace sonreir burlonamente. Ojo al dato.

Para evitar hundirnos en la desazón de Gurtheles, Urdangarines, Garzones, Dorribos, Ruicesmateos y otros affaires judiciales, hago un barrido por la prensa americana y me tropiezo con un asunto insólito de denuncia por sexo al volante ante los Tribunales, que al menos nos hace sonreir burlonamente. Ojo al dato.