La protección judicial de los derechos en internet, mas cercana

internet y derecho¿Es posible ponerse al día en tan solo quince minutos de la problemática jurídica de internet?, ¿ cómo dominar las claves del derecho al olvido, protección de datos,  propiedad intelectual o publicidad engañosa?. La respuesta es afirmativa y  lo demostró la magnífica disertación del magistrado David Ordoñez Solís con ocasión de su ingreso en la prestigiosa Real Academia Asturiana de Jurisprudencia y Legislación el pasado miércoles (12/3/14). Además de brillante, ameno y riguroso, David Ordoñez demostró ser generoso y me ha autorizado para ofrecer el texto íntegro de su exposición que es una auténtica delicia para los juristas que miramos con respeto la ciénaga jurídica en que se está convirtiendo internet.

La prueba digital a la palestra: I Encuentro Nacional de Certificación Digital

prueba en procesos La prueba digital en el proceso es como el microondas en la cocina: un medio tecnológico que proporciona rapidez, limpieza y exactitud en su cometido. Sin embargo, la analogía también se produce en cuanto en sus primeros tiempos el microondas era mirado con recelo y usado con resistencia, optándose por la cocina tradicional. Para vencer ese recelo y conocer de forma práctica y de la mano de expertos y empresas que conocen los problemas encuentro una estupenda iniciativa consistente en el I Encuentro Nacional de Certificación Digital en Madrid los días 5 y 6 de Marzo de 2013 bajo un atractivísimo formato, y que merece una mínima glosa.

10 Recomendaciones tecnológicas utilísimas y gratuitas para juristas

bufetes que se modernizan   Tiempo y oro son sinónimos. Orden y rapidez  son hermanos del éxito profesional. La mayoría de los abogados y funcionarios cuentan con móvil, fax, ordenador y consultan bases de datos.  Sin embargo, hay que dar un paso adelante. porque ser jurista es ser “pescador”: capturar normas y jurisprudencia en el río revuelto de la información… y cada día hay más información. Hay que acceder de forma rápida y exacta. A veces no se trata de competir con quien mejor argumenta o mas domina el Derecho, sino con quien mejor maneja bases de datos, archiva la información y sabe recuperarla en el momento oportuno.

  Por eso en estas fechas navideñas me ha parecido oportuno recomendar 10 herramientas tecnológicas que supondrán un ahorro de tiempo, dinero y energías en la vida profesional y en la personal. Todas  gratuitas y todas fáciles de dominar ( indicaré un tutorial en español).

 Permítaseme algunas advertencias previas:

-  No soy experto en tecnología sino un simple usuario que día a día se asombra de la ganancia en tiempo al manejar la información. Por eso, intentaré explicar su valor con mis propias palabras pero eso sí acompañaré un enlace donde puede encontrarse un tutorial o instrucciones en castellano que expliquen con mayor rigor su funcionamiento y utilidad.

- Son herramientas tecnológicas que no son privativas de los abogados, sino que sirven a cualquier profesional con necesidad de manejar con rapidez y orden datos y tomar decisiones complejas.

- Son herramientas que en su mayoría existen para PC o Mac, para iphone y Android, o sea, accesibles y compatibles para todos ( y si no, al tiempo).

- Para algunos les parecerán conocidas o poco útiles pero creo que si alguien dedica un ratito de esparcimiento a examinarlas con un mínimo de paciencia, nunca se arrepentirá. Y por supuesto, si alguien no es capaz de dominarlas o sacarles partido, bien está un poco de autocrítica, porque yo mismo reconozco infinidad de maldiciones que he lanzado sobre herramientas informáticas hasta que alguien generoso y con paciencia me demuestra mi error o torpeza. 

Ahí van mis recomendaciones.

Responsabilidades por difamación mediante buscadores, blogs y foros según el Tribunal Supremo

Absurdo ¿ Cuantas personas se ven diariamente lapidadas en el muro de Google porque el implacable buscador una y otra vez destapa una noticia o dato publicado en la red pese a ser falso o difamatario?, ¿ quién no ha administrado un blog y ha colocado enlaces a otras páginas o aceptado comentarios que otras personas consideran ofensivos?, ¿ cómo debe conciliarse libertad de expresión y derecho a la imagen u honor en el escaparate virtual?.

Se trata de cuestiones jurídicamente complejas por cuatro frentes.

En primer lugar, porque reflejan problemas derivados de avances tecnológicos en campos jurisprudencialmente inéditos.

En segundo lugar, porque enfrentan derechos fundamentales ( libertad de expresión y libertad de información frente al derecho a la imagen y honor).

En tercer lugar, porque reclaman la aplicación tanto de normativa interna como del derecho comunitario.

Y en cuarto lugar, porque el escenario suele contar con elementos trasfronterizos tanto de la información manejada que puebla el globo como de los operadores de internet implicados con sedes distantes.

Pues bien, ya contamos con recientísimas sentencias del Tribunal Supremo que fijan pautas claras al respecto, cuyo último hito es la Sentencia de la Sala Civil del Tribunal Supremo de 4 de Diciembre de 2012 (caso Malaya vs. Google, que así lo bautizamos, pues Google mantuvo los enlaces a noticias difamatorias implicando al demandante en el caso Marbella, procedentes de prensa amarilla y telebasura).

Ello me lleva a intentar ofrecer de forma sencilla el estado de la cuestión para su comprensión por los profanos del derecho, que son la inmensa legión de navegantes digitales.

STC 241/2012: retroceso razonado en la protección de la intimidad informática

Protección de intimidadLa reciente Sentencia del Tribunal Constitucional 241/2012, de 17 de Diciembre  irrumpe en un espacio de hielo quebradizo como es la protección de la intimidad del trabajador respecto del empresario cuando aquél introduce datos o información personal en el ordenador del centro de trabajo. En el caso zanjado, dos empleadas instalan en el ordenador de la empresa un programa estilo chat en el que vierten comentarios críticos o insultantes en relación con compañeros de trabajo, superiores y clientes. Dichas conversaciones fueron descubiertas por casualidad por un tercer empleado que dio cuenta a la empresa. Ya tenemos el triángulo mágico: las cotillas, el chivato y el rencoroso empresario.

Cuestión prejudicial candente: Google ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea

La sentencia dictada el 24 de abril de 2012 por el Tribunal de Justicia de la Union Europea en el asunto C-571/10  recuerda la doctrina consolidada sobre la admisibilidad de las cuestiones prejudiciales de interpretación.  En su virtud, el Tribunal no se pronuncia sobre: a) normas que no tiene relación directa con la resolución del pleito; b) problemas hipotéticos; c) asuntos en los que no se le proporcionan todos los elementos de hecho o de Derecho necesarios para dar una respuesta útil a las cuestiones planteadas, lo que lleva al Tribunal a declarar inadmisibles cinco de las siete cuestiones. Este escenario restrictivo me preocupa por el desenlace de la cuestión judicial promovida por el reciente Auto de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional de 27 de Febrero de 2012 (rec.725/2010) que pasará a la historia jurídica y tecnológica europea por haber emplazado al Tribunal de Justicia de la Unión Europea a que de respuesta unitaria (para todo Europa) a la espinosa cuestión del alcance de la protección de datos personales cuando son recopilados y ofrecidos por los buscadores, particularmente por Google. El  caso se refiere a un anuncio en Google en el que se hacía alusión a un embargo de un inmueble, cuando dicho procedimiento había sido solucionado hace tiempo, a pesar de lo cual esos datos seguían apareciendo en el buscador. El auto presenta las siguientes características y relevancia.

La composición de la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual: un verdugo encapuchado

El reciente Real Decreto 1889/2011, de 30 de diciembre, reguló el funcionamiento de la Comisión de Propiedad Intelectual (BOE 31/12/11) órgano colegiado de ámbito nacional, con funciones de mediación, arbitraje y salvaguarda de derechos en el ámbito de la propiedad intelectual. Actuará por medio de dos Secciones bajo el viejo modelo de “policía bueno” ( Sección Primera, “mediación y arbitraje”) y “policía malo” (Sección Segunda, “represión violaciones de la propiedad intelectual”). Pues bien, la composición de esta Sección Segunda es la fijada en el art.158.4 de la Ley de Propiedad Intelectual, que adapta y desarrolla el R.D.1889/2011 en los siguientes términos:

1. La Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual estará compuesta por la persona titular de la Secretaría de Estado de Cultura o persona en la que ésta delegue, que ejercerá la presidencia de la Sección, y por cuatro vocales de los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte, Industria, Energía y Turismo, Presidencia, y Economía y Competitividad, respectivamente, designados por dichos Departamentos, entre el personal de las Administraciones Públicas, perteneciente a grupos o categorías para los que se exija titulación superior, y que reúnan conocimientos específicos acreditados en materia de propiedad intelectual. Sin perjuicio del cumplimiento del anterior requisito, en la designación que realice cada Departamento se valorará adicionalmente la formación jurídica en los ámbitos del derecho procesal, de la Jurisdicción Contencioso-administrativa y de las comunicaciones electrónicas.

 2. Los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte, Industria, Energía y Turismo,Presidencia, y Economía y Competitividad designarán, en el mismo acto, según los requisitos señalados en el apartado anterior, un suplente para cada uno de los vocales, a los efectos legalmente previstos en los supuestos de vacante, ausencia o enfermedad y, en general, cuando concurra alguna causa justificada.

 3. Actuará como secretario, con voz pero sin voto, un funcionario del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, con nivel de subdirector general o asimilado, mediante nombramiento por el titular de la Dirección General competente en materia de propiedad intelectual.”

Lo curioso de la citada Sección Segunda de la Comisión es que existe un bombardeo mediático que informa del inicio de sus actuaciones, de la tramitación de las primeras denuncias, y salvo que se trate de un buque fantasma, sin tripulación, mas bien hemos de atender al fuerte rumor de la red internet sobre que ya están designados con nombre y apellidos, todos los vocales con voz y voto. Esos “cuatro jinetes del apocalipsis intelectual”, bajo la presidencia del Ministro o persona en quien delegue, recuerdan al célebre Sleepy Hollow ( jinete sin cabeza de la historia de Washington Irving), puesto que el común de los ciudadanos no podemos ponerle rostro ni nombre.  

Premios al mejor blog y post jurídicos 2011: Cónclave festivo de la blogosfera jurídica

El pasado viernes, 20 de Mayo de 2012 en la sede del Consejo General de la Abogacía ( C/ Recoletos, 13, Madrid) tuvo lugar el acto público en que el Jurado del Premio a la Mejor Bitácora Jurídica así como al post de la misma naturaleza, convocado por la Asociación Derecho en Red y Lex Nova, proclamó a los ganadores de esta segunda edición, que fueron los siguientes:

Mejor blog 2011: D. Pedro de Miguel Asensio, Catedrático de Derecho Internacional Privado de la Universidad Complutense por su Bitácora sobre Derecho Privado de/en/sobre internet

Mejor post jurídico 2011: D. Alvaro del Hoyo, abogado especializado en Nuevas Tecnologías de la información y Telecomunicaciones, por su post sobre el siempre controvertido derecho a la cancelación de datos en Google.

Dicho acto, que arrancó a las 12,00 tuvo lugar en un salón de actos amablemente ofrecido por el Consejo General de la Abogacía, y al que fui invitado a participar como miembro del Jurado ( por haber sido el ganador de la última edición en la vertiente del blog), me permitió comprobar el gran éxito de la puesta en práctica de las ideas de personas que han alzado la red en alfa y omega de su vida profesional. Tras divulgarse la identidad de los premiados de la mano del humanista Sergio Carrasco, se abrió un vivo debate sobre la problemática jurídica de la red en relación con la propiedad intelectual, los riesgos jurídicos de los datos personales, la naturaleza jurídica de los blogs y su estatuto incierto, internet como zoco de ideas y la incidencia de las redes sociales sobre la información, los vericuetos de la ley Sinde y el omnipresente Dinogoogle, peligros de la sobrerregulación, etc.

Mucha espontaneidad, mucho debate y un delicioso tráfico de opiniones.

Al término del coloquio,  tuve ocasión de compartir un almuerzo con algunas de las mentes mas preclaras en el mundo de las tecnologías de la información y el Derecho en España, muchos de los cuales conocía por sus obras en la red,  en torno a una artúrica mesa redonda formada por la cifra simbólica de trece comensales, bella dama incluida, con presencia de la mayoría de los vivaces socios fundadores de Derecho en Red (Sergio Carrasco, Jorge Campanillas, Ibán Díez López, David Maeztu, Samuel Parra, Javier Prenafeta y Andy Ramos), el juicioso Pablo Fernández Burgueño,  el chispeante Javier Muñoz, el didáctico Miquel Peguera y el ahora laureado Alvaro del Hoyo. Es cierto que no estaban todos los que son ( Carlos GuadiánJavier Alvarez Hernando, Miguel Angel Mata, Javier de la CuevaXavier Rivas, Ricardo Cabaleiro, Paloma Llaneza,Anton de la Calle, los Ortiz (Alberto e Iñaki)Enrique Dans,etc), pero todos los que estaban son, sin duda, vivo ejemplo de esas extrañas personalidades que aglutinan modestia, sabiduría y humor.

En suma, un auténtico “ Grupo Salvaje” al estilo Peckinpah, con mucha tormenta de ideas y agudeza en torno al Derecho y las Tecnologías, cuya compañía disfruté, además de aprender, lo que es mucho en  los agridulces tiempos que corren.

En fin, gracias a todos ellos, y a la Asociación Derecho en Red, por su generosa labor formativa e informativa tanto desde en la red, como desde sus Administraciones, bufetes y consultorías. Todo un lujo.

 

Ley Sinde en la encrucijada: Sin-desarrollo reglamentario

La semana pasada el Consejo de Ministros dejó sobre la mesa el Reglamento de desarrollo de la conocida Ley Sinde, coloquialmente Ley Sin-descargas y ahora Ley Sin-desarrollo. Nada que objetar a que un Gobierno en funciones deje sobre la mesa una decisión de tanto calado e impacto social. El problema viene dado porque la Ley Sinde ( mas bien, la Disposición final cuadragésima tercera de la Ley de Economía Sostenible de 4 de Marzo de 2011) es una norma de rango legal que pretendía una labor pedagógica ( como el clásico “si bebes, no conduzcas” el mensaje sería “si navegas, no descargues”) y para ello diseñó un engendro administrativo-judicial: una autoridad administrativa (Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual) y un órgano judicial contencioso-administrativo con intervención supuestamente de control judicial pleno. Nada de eso: ni es autoridad administrativa pura ( es un órgano con composición propia de comisariado político ante la ausencia de técnicos o juristas natos), ni hay control judicial pleno ( pues los Juzgados Centrales Contencioso-Administrativo están llamados a ejercer por un procedimiento sumarísimo un mero control de visado de la autorización, bien para que la Administración pueda acceder a los datos personales del “pirata”, o bien para que aquélla pueda ejecutar forzosamente el bloqueo de la web sospechosa dando las órdenes oportunas a las operadoras de la red, o sea, la crónica de una bendición judicial anunciada).

Es cierto que siempre quedará la impugnación por los afectados ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional y los incidentes cautelares para frenar la apisonadora ministerial, pero mientras el pleito va y viene ( ¿dos años?), se consuma la aniquilación del “terrorista intelectual”. Algo así como lo reflejado en la vieja película Fahrenheit 451 ( y libro de igual nombre), donde los bomberos de forma expeditiva queman los libros en las casas- incluso con sus dueños dentro- por el interés del gobierno en hacer felices a los ciudadanos alejándoles de tan nocivos alimentos para la mente.

En esas condiciones, la Ley Sinde como los malos toros está en condiciones de regresar al toril, y para ello, para saber exactamente de la mano de un jurista de talla, el criterio del Derecho europeo y las limitaciones de la Ley Sinde, se ha publicado en  la célebre Revista Unión Europea Aranzadi en noviembre de 2011 un artículo titulado significativamente “El Contexto europeo de la Ley Sinde ” que os ofreceré completo.

Los Boletines Oficiales electrónicos entierran los Boletines de Papel

La reciente Sentencia de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo 21 de Noviembre del 2011 ( rec. 6739/2009) resuelve la curiosa impugnación por un Sindicato de la publicación del Diario Oficial Autonómico en formato electrónico por considerar que tal medio exclusivo sin formato papel conculca el principio constitucional de la publicidad de las normas. Es el primer duelo ante el Supremo de la vieja escuela de juristas cómodos con el formato papel y la nueva tendencia a servirse exclusivamente del formato electrónico.

Sentencia sobre el wifi de Málaga: qué será, será…

La sentencia de la Audiencia Nacional sobre las redes wifi municipales, tomando como chivo expiatorio la del Ayuntamiento de Málaga, ha provocado un zafarrancho en numerosos Ayuntamientos, que bien tienen servicios similares o bien estaban negociando su expansión. Mas allá de las interpretaciones mediáticas, hemos de exponer a nuestro juicio el alcance real y potencial de la citada sentencia pues se pronuncia sobre una cuestión de rabiosa actualidad, de enorme utilidad y de universal sensibilidad.

Cómo borrar los datos personales del BOE digital y no morir en el intento

Algunos hemos salido en el BOE con nombre, apellidos, DNI y no nos importa estar expuestos a la curiosidad de cualquier buscador. Sin embargo, para otros la publicación de su identidad tiene el mismo efecto que un pasquín de cazarrecompensas, y desearían que desapareciese la huella de su embargo, sanción, indulto, destino profesional, denegación de ayuda,etc. Es verdad que la publicación en Boletines Oficiales se hace en cumplimiento de la Ley y tiene que soportarla su destinatario ( publicación para notificar un acto administrativo, publicación de sanción para general conocimiento y ejemplaridad, etc). Sin embargo, ello tiene  límites, con el fin de referirme a la cautela que toda Administración Pública debe tener al insertar en sus edictos y publicaciones oficiales de no incluir completo al menos, el DNI de los interesados .

Premios al mejor Blog y post jurídicos del año 2010: una grata iniciativa

Recibo con infantil alborozo la noticia de la nominación del blog www.contencioso.es como candidato al mejor blog jurídico del año 2010 así como la postulación del post titulado “ Como ganar un juicio contencioso-administrativo: veinte reglas de oro”,  como mejor post del mismo año.

No es que a estas alturas la silenciosa y monacal disciplina de mantener actualizado el blog precise de estímulos honoríficos, pero el ronroneo gatuno se explica por el prestigio de los promotores de la criatura (www.derechoenred.com) pues no tengo rebozo en confesar públicamente que no compro manual alguno sobre propiedad intelectual y protección de datos, ya que me basta con acudir a los blogs de  Javier Prenafeta, Andy Ramos, Samuel Parra o David Maeztu, que se ven penalizados de la participación en este certamen por ser socios fundadores de la Derecho en Red, Asociación que se ha labrado un lugar puntero en esa tierra profunda y asilvestrada del encuentro entre tecnologías y normas jurídicas.

También es cierto que aunque no están todos los blogs que son relevantes de la blogosfera jurídica (como es lógico en todo certamen recién nacido), la muestra es representativa y confiemos en que el premio, al mejor estilo Casablanca, “sea el comienzo de una gran …festividad” y como el buen vino, año a año, mejore en cosecha y calidad.

Por otra parte, no puedo mas que añorar el célebre ranking de la blogosfera pública que mantenía puntualmente el infatigable Carlos Guadián y que ha desaparecido desde Julio de 2010, aunque con un chiste fácil confiemos que como el Guadiana vuelva a reaparecer en la red.

En fin mas allá de laureles y pompas, y comprobada la calidad de los blogs nominados, lo relevante es constatar la existencia de una comunidad jurídica virtual marcada por la generosidad de quienes lanzan al ciberespacio consideraciones, opiniones, noticias o análisis jurídicos, y que “cuelgan” post o reciben visitas  con comentarios de elevado nivel. Al fin y  al cabo, la fría norma del Boletín Oficial Digital precisa de la deliberación, interpretación y crítica para solventar el caso concreto, y no hay debate mas instantáneo, fresco y libre como el que alumbra la red.

Por eso,  la mayor compensación de quienes hemos asumido este “sacerdocio bloguero” es el respeto de los colegas de la blogosfera jurídica, quienes tienen la paciencia de visitarnos e incluso leernos o, cuando toca, discrepar sanamente. Incluso mi “adicción” a este mundo me llevó tempranamente a publicar un ambicioso post titulado Todo lo que todo el mundo querria saber sobre blogs de derecho y no sabe a quien preguntar, cuya lectura permitirá a los profanos conocer el entorno en que nos movemos los blogjurisveros.

Solo me queda recomendaros la visita a los blogs de mis compañeros de viaje en este certamen así como a los post emblemáticos de los mismos, a los que podéis acceder  aquí.

Bloguero satisfecho con los visitantes

Dropbox: leyes y jurisprudencia en la mochila virtual

 

Si Carl Schimtt hablaba del Derecho Administrativo “motorizado” para referirse a la velocidad de vértigo de vigencias y derogaciones de sus normas, hoy podría hablarse de un Derecho Administrativo “virtualizado”, a la vista no solo de los Boletines Oficiales virtuales sino de que Google permite localizar todo tipo de normas jurídicas de inmediato ( particularmente útil resulta el conocido portal de Noticias jurídicas , con publicidad tolerable, pero gratis y además rigurosamente actualizado en la vigencia de normas). Por si fuera poco, cada Administración tiene su portal virtual, el cyberprocedimiento avanza a pasos agigantados y en materia de contratación administrativa la publicación en la red del “perfil del contratante” y licitaciones es una realidad. Sin embargo, mas que hablar de la cyberadministración que cuenta con foros mas especializados y solventes (las emblematicas “administraciones en red”, o “derecho en red” ), hoy me limitaré a una sugerencia práctica.

Ante la sentencia decisiva sobre el derecho al olvido frente a Google

Hábilmente, la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional ha iniciado los trámites para plantear al Tribunal de Justicia de la Unión Europea una cuestión prejudicial para que zanje de una vez por todas, y con validez para toda Europa, si el ciudadano tiene derecho a que Google impida que su buscador exponga datos personales publicados en Boletines Oficiales si su titular así lo solicita.

Parece ser que la Sección 1ª de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional tendrá que decidir si es legítima la decisión de la Agencia de Protección de Datos a raíz de la denuncia de cuatro personas cuyos datos personales figuran en Boletines Oficiales para su escarnio, en la que ordenaba a Google eliminarlos del buscador. La Sala,  antes de dictar la sentencia, ha dictado una providencia concediendo alegaciones a las partes (Abogacía del Estado y Google) sobre el posible planteamiento de una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ( cuya sentencia es vinculante y fijará la interpretación de la normativa comunitaria sobre la cuestión).

Muy inteligente y oportuna esta Providencia de la Audiencia Nacional que presumiblemente desembocará en un Auto para su reenvío al Tribunal europeo, quien es el máximo intérprete de las numerosas Directivas sobre Protección de Datos. No es cuestión local, sino internacional, y si en correspondencia con un gigante planetario como Google no hay una justicia planetaria, bien está que el Tribunal de Justicia europeo resuelva la cuestión en Europa, de una vez por todas, pese a que sea cuestión jurídicamente difícil como ya precisó el Catedrático de Derecho Constitucional, Marc Carrillo, en este artículo periodístico.

Luces y sombras de la sentencia europea anulatoria del canon digital

 

 

  Ante la recientísima noticia de la Sentencia de 21 de Octubre de 2010 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que ha rechazado el canon digital en el diseño legal acogido por España, y dada la sensibilidad de Sevach ante tan singular “tasa”, efectuaremos algunas precisiones de urgencia sobre sus implicaciones jurídicas a la vista de la literalidad de la Sentencia y que serían las siguientes: