Contencioso.es

Contencioso es un pedazo de la blogosfera pública

juez cabreadoHace poco un comentarista del blog se lamentaba de que actuando en un juicio oral en su condición de abogado, el juez le impidió proseguir su alegato en la vista oral de forma brusca, con malos modos, sin dejarle explicarse y lo que era mas doloroso, sin darle explicaciones a su vez de tan cortante actitud judicial que se sostenía solamente en la autoridad del cargo convertida en órdenes de tono elevado; en esa situación, el abogado señalaba que a duras penas pudo formular su queja a efectos de posibles recursos, sometido al semblante irritado del juez y que anunciaba la que sería sentencia desestimatoria.

 

Puesto que he conocido ambos lados de la barrera judicial puedo decir que las togas, ni las de los abogados ni las de los jueces, proporcionan educación o cortesía forense. Va con cada uno, y eso no lo da ni la Facultad de Derecho ni la Escuela Judicial.

 

Sin embargo, en el caso de los jueces resulta especialmente reprochable:

 

  • Porque la serenidad y compostura cumple servicio a la imagen de imparcialidad.
  • Porque no debe abusarse de la situación de prevalencia, en tanto tiene la llave para resolver el litigio, sin que las puñetas sirvan de “licencia” para reñir, farfullar o ser desconsiderado.
  • Porque el abogado cuenta con el factor de la presión de luchar por los intereses de su cliente en esa vista oral, en una especie de “ahora o nunca”, de jugárselo todo porque es un procedimiento rápido y marcado por el hachazo de la preclusión. De ahí que el abogado cuenta con legítimos atenuantes para incurrir en el vicio de la extensión expositiva, el alegato machacón o la propuesta de pruebas desmesuradas por inútiles, y que deberían provocar el sereno freno judicial pero no la reprimenda o grito fulminante.

 

Dicho esto, es cierto que la inmensa mayoría de los jueces cumplen con las previsiones de contención, paciencia y flexibilidad ante los desafueros expresivos o estratégicos de los abogados, quienes también es cierto que mayoritariamente son corteses y elegantes en el foro. Y eso pese a que como ya  comenté que en el curso de una vista oral, hay cosas que irritan a los jueces, pero también hay cosas que irritan a los abogados, aunque insisto, ambos realizan un ejercicio de sana contención y por eso son llamativos los puntualísimos encontronazos.

 

Sin embargo, las ovejas negras se reparten democráticamente y las hay tanto en el papel de jueces como de abogados, y resultan muy incómodas las situaciones de enfrentamiento o conflicto entre juez y abogado a la vista de un tercero (quien salvo maliciosos que se frotan las manos por el desencuentro del “enemigo”, suele desear que escampe la tormenta pues ha venido a jugar limpio en una Sala de justicia y no en una taberna del puerto).

 

Por eso me parece oportuno traer a colación un artículo que la Revista Deliberación me publicó el año pasado (Marzo, nº5, 2015), y cuya difusión se limitó al ámbito judicial, pero que pudiera ser de interés para el común de los juristas, y especialmente los abogados, al exponer las claves de lo que a mi juicio debería ser la misión del juez: ser respetado y no temido. El juez es un portero que debe parar balones y no insultar ni zancadillear a los jugadores. Aquí tenéis el artículo con estilo periodístico, titulado La soledad del juez ante la vista oral.

PREMO NACIONAL DE FOTOGRAFÍA 2004, MASATS

PREMO NACIONAL DE FOTOGRAFÍA 2004, MASATS

al ipad En el afán de facilitar el acceso a la biblioteca jurídica que ofrece la blogosfera y tras el Directorio temático de Blogs jurídicos españoles, ahora nos esforzaremos en poner orden sobre las Revistas Electrónicas de contenido jurídico en el campo del Derecho público.

 

En este caso, el criterio seguido es simple y sin pretensiones de complitud: se limita a revistas jurídicas gratuitas, en formato abierto y accesibles sin peajes registrales excesivamente onerosos.

 

Se admiten las revistas de pequeños o grandes bufetes, entidades o corporaciones, siempre que su contenido se ofrezca en formato y periodicidad propios de revista jurídica impresa, con facilidad para su cita o indexación bibliográfica (y exceda por tanto del carácter asilvestrado propio de los blogs: discontinuo, personal, interactivo, etc).

 

En cambio:

 

– Quedan excluidas pese a su interés, las Revistas promovidas por entidades con vocación mercantil donde los artículos son puntuales y manifiestamente accesorios: editoriales jurídicas, servicios de publicaciones oficiales mediante pago,etc.

 

– Quedan excluidas, pese a ofrecer sus ejemplares antiguos en acceso libre, aquellas Revistas electrónicas que, pese a ofrecer sus bases de acceso libre, no han publicado nada adicional desde inicios del año 2014 (o sea, buscamos actualidad y supervivencia de las Revistas, pese a que la crisis económica y austeridad se ha llevado por delante algunas estupendas).

 

No obstante, al final del Directorio se incluye un apartado con indicación de las hemerotecas de Revistas útiles que generosamente proporcionan acceso a números atrasados.

 

Se advierte que este Directorio está en construcción, dado lo artesanal y laborioso que resulta la búsqueda, de manea que cualquier sugerencia para su inclusión de una Revista electrónica -que cumpla los criterios indicados- es bienvenida, siendo llamativa la ausencia en este primer rastreo de revistas electrónicas en materia de derecho procesal o tributario, por ejemplo. Gracias por anticipado. Entre todos se consigue más.

 

Basta con hacer “click” sobre el enlace el título de la revista. ¡Pasen y vean!

Continue Reading

inejecuciónEl pirata John Silver el largo consiguió con esforzada estrategia el codiciado mapa del tesoro, pero su alegría se volvió pesadumbre pues no pudo encontrar el codiciado cofre en la isla. Y de forma similar muchas sentencias estimatorias de lo contencioso-administrativo despiertan la alegría del demandante, aunque le queda luchar por su ejecución y no pocas veces, para nada.

 

Es cierto que estadísticamente cuatro quintas partes de las sentencias contencioso-administrativas se ejecutan de forma exacta y pacífica, pero hay ámbitos donde esa cifra se eleva por existir situaciones consolidadas (ej. urbanismo), por existir intereses clientelares (ej. personal leal al político o alto cargo que se ve desplazada de su cargo o pierde privilegios), por el puro puro interés económico en demorar los pagos (ej. expropiación, subvenciones, etc) o porque, la mayor parte de las veces, la ejecución de una sentencia condenatoria comporta un coste político, electoral o de credibilidad para la autoridad responsable. 

 

Y si bien ahora hay un parón en la máquina legislativa, lo que no se para es el afán legítimo para que se ejecuten las sentencias contencioso-administrativas. Por eso, me parece oportuno traer a colación el estado de la cuestión citando cuatro fuentes jurídicas jurídicos útiles para las contiendas en la fase de ejecución, junto a algunos consejos prácticos. Continue Reading

IMG_6060 (1)No todo va a ser derecho. Se ha publicado el delicioso librito del VII Concurso de Microrrelatos sobre Abogados, editado por el Consejo General de la Abogacía y la Mutualidad de la Abogacía.

 

Además tuvieron la amabilidad (quizá temeridad) de invitarme a participar como firma invitada con un microrrelato sobre abogados, al que he dedicado veinte líneas en el ánimo de hacer un guiño a las sorpresas que depara la profesión.

 

Aquí tenéis mi pequeña aportación. Será breve y espero que os arranque una sonrisa.

 

Os recomiendo vivamente la adquisición del librito, bellisimamente ilustrado por Juan Hervás, ameno y barato, donde encontraréis como entre el árido lenguaje forense florecen buenos novelistas  en tiempos en que la prisa y la tecnología ahogan las letras. Mis felicitaciones a todos ellos. Para mí, es un honor figurar entre tanta gente brillante, con imaginación y destreza en la pluma.

 

Y es que en el foro, no hay abogado mas temible que el que de forma breve, dice grandes cosas, convence y conmueve a quien le escucha.

 

En fin, avanzando hacia el relato mas breve todavía, hacia  los “microscopirrelatos” se me ocurre, que podría parafrasearse un conocido cuento brevísimo de Augusto Monterroso para la abogacía: “Cuando despertó angustiado, el juez seguía dormido”.

cientificossssPara los auténticos investigadores “no hay horario ni fecha en el calendario” por su afán de conocer y avanzar en las fronteras del conocimiento. Para muchos de los que sirven en la universidad pública, la institución se ofrece como una piscifactoría de investigación, donde se garantiza la continuidad y sostenibilidad de la labor pero donde la libertad de movimientos y rigidez de rutinas conduce a productos dignos pero poco sabrosos, y con pocas sorpresas.

 

Además el investigador universitario español mira de soslayo a sus colegas sajones que crean empresas y trabajan en las mismas mientras mantienen un pie contratado en la Universidad.

 

Cada vez que se aprueba un Libro blanco sobre la Universidad o sobre la ciencia se vuelve a decir el mismo mantra: que hay que facilitar la implicación del investigador en las empresas, menos incompatiblidades, etc.

 

Se trata del clásico problema de las incompatibilidades de la investigación mal resuelto por el legislador que mezcla la arena de la Ley de Incompatibilidades (Ley 53/1984 modificada parcialmente por la Ley orgánica de universidades 6/2001) con la cal de la Ley de Ciencia (Ley 14/2011, de 1 de Junio), produciendo un cemento deficiente por su espesa textura ya que son normas que se enlazan, reenvían y retuercen, lo que propicia que a la hora de interpretarlas, tanto funcionarios como Tribunales, in dubio nihil mutat.

 

Pero veamos la lectura de las normas bajo su letra y finalidad que es la guía de todo intérprete jurídico.

Continue Reading

camionPese a que estamos en tiempos de administración electrónica y profesionalización de la Administración siguen existiendo procedimientos inexplicablemente parados en alguna mesa de despacho y debe entrar en juego el silencio administrativo para saber a qué atenerse. Es curioso que que el juez reivindicado por Montesquieu como “la boca muda de la Ley” sea el que batalle contra “la boca muda de la Administración”.

 

Parece que sobre su alcance se ha escrito todo, pero recientes Sentencias de la Sala Contencioso-Administrativa del Tribunal Supremo en el pasado mes de Diciembre, precisan su alcance hacia aspectos de notable interés que pueden evitar algún tropezón jurisdiccional cuando se trata de luchar contra ese enemigo invisible que es el “silencio administrativo”. Veamos.

  Continue Reading

divertida justiciaAl igual que existían en España Casas del Fumador con productos de regalo para los aficionados al tabaco y que se prodigan Sex-Shops especializados en productos para el placer sexual, en Estados Unidos existen tiendas especializadas en regalos para abogados. No es extraño en un país donde todo el mundo tiene su abogado y donde los litigios están a flor de piel.

 

Por eso, tras hacer un barrido por la red, aquí van unas simpáticas ideas para regalos de Reyes Magos a abogados y juristas en general. Continue Reading

Un toque de humor de los jueces del otro lado del Atlántico que demuestra que ser juez impone la toga pero no ser malhumorado

Monsieur de Villefort

Humor

La severidad inherente a la condición de juez no está reñida con un trato exquisito hacia las partes en liza, como tampoco lo está con el sentido del humor, que incluso puede llegar a ser necesario en determinados casos para aliviar la tensión en situaciones difíciles. Un buen ejemplo de cómo se conjugan en una misma persona esas tres características (severidad, cortesía, humor), nos la ofrece el actual chief justice, John G. Roberts jr. Persona de una brillantez intelectual incuestionada y dotado de un enorme carisma. Cuando William Rehnquist falleció el 3 de septiembre de 2005 y el presidente George W. Bush propuso a John Roberts para la Presidencia del Tribunal Supremo, el por entonces senador demócrata Barack Obama manifestó lo siguiente: “There is absolutely no doubt in my mind Judge Roberts is qualified to sit on the highest court of the land […] Moreover, he seems to…

Ver la entrada original 993 palabras más

propósitos 2016Solemos plantarnos retos y metas al inicio de un nuevo año. Es nuestra forma de resetearnos para poder apurar la vida y no que la vida nos apure a nosotros.

 

Es el primer día del año, tras las felicitaciones y buenos deseos de familiares, amigos y conocidos, y es hora de precisar los propósitos, aunque sean finalmente incumplidos y dentro de un año me encuentre otra vez como en el día de la marmota de la película “Atrapado en el tiempo”.

 

Veamos las ambiciosas metas.

  Continue Reading

Un torero se mide por los miuras que afronta y por el arte de lidiarlos, pero también por lo que en jerga taurina se conoce como “espantá”, esto es, rehusar torear al toro y sin saltar a la arena del ruedo.

Por eso me gusta examinar no solo las sentencias del Tribunal Constitucional sino los autos en que inadmite las cuestiones de inconstitucionalidad o las decisiones de inadmisión de recursos de amparo y que demuestran que, siguiendo el argot taurino, el papel de Don Tancredo goza de vigencia jurídico-constitucional. Tal y como está el patio, pretender la admisión sobre tales iniciativas de tutela de constitucionalidad se asimila a las probabilidades de que toque la lotería navideña en que nos vemos inmersos.

 

Viene al caso porque me tropiezo con un bonito ejemplo de ocasión perdida. Se trata del auto 188/2015 de 5 de Noviembre, del Tribunal Constitucional, por el que se inadmite a trámite la cuestión de inconstitucionalidad planteada con esfuerzo y valentía por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo num.1 de Barcelona relativa a las permutas de puestos de trabajo, por contravenir los principios constitucionales de publicidad, mérito y capacidad.

Continue Reading

Los señalamientos procesales son ese pequeño instituto procesal que, al igual que “las puñetas judiciales”, no suele enseñarse en la Facultad pero cuyo sentido y utilidad se comprende en la práctica forense. Veamos la importancia de este “pequeño gran trámite” (parafraseando a la única película en que Dustin Hofman hacía de indio: “Pequeño gran hombre”- 1970).

 
Continue Reading

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.655 seguidores