Contencioso.es

Contencioso es un pedazo de la blogosfera pública

reunion con juecesLa Comisión Jurídica del Consejo General de la Abogacía Española ha elaborado un espléndido informe sugestivamente titulado “El régimen jurídico de las reuniones entre jueces y abogados” de lectura obligada por ambos colectivos.

Sobre tal fenómeno desde mi experiencia de ambos lados del burladero (aunque ya tuvimos ocasión de abordar la cuestión colateralmente en “Abogados al borde de un ataque de nervios”) me permito ahora formular algunas reflexiones sobre la situación de tales encuentros, riesgos y utilidad. Continue Reading

falloEs sabido que los pleitos contencioso-administrativos se inician en un contexto de beligerancia pero puede suceder que en su desarrollo sucedan hechos, circunstancias o incidencias jurídicas que lleven al demandante a arrepentirse del pleito, o sencillamente a desear retirarse y desistir para evitar perderlo y ser condenado en costas. Sobre el momento en que ya no cabe desistir se acaba de adoptar un acuerdo gubernativo importantísimo por la Sección Séptima de la Sala Tercera del Tribunal Supremo. Veamos. Continue Reading

papeleoMe asomo al BOE (17/3/15) y leo la publicación de la Orden HAP/444/2015 de 13 de marzo, por la que se crea la Comisión Ministerial de Administración Digital del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y se regula su composición y funciones.

A primera vista y todavía con la calma propia del recién levantado burlonamente pensé “ Una Comisión de Administración Digital”…¡ Lo que hacía falta! ¡¡ Una Comisión para los nombramientos “digitales”!!.

Sin embargo, me adentré a leerla y confieso que en mis nueve trienios en la Administración jamás leí reglamento mas plúmbeo, retorcido, ambicioso y fantasioso.

Lamento este comentario de urgencia pero no podía soportar aquello de “el órgano crea la función” como no puedo soportar que el Boletín Oficial se convierta en papelera de ocurrencias, puesto que tengo la certeza de que la misma utilidad se puede hacer de forma mas sencilla y útil, y no hacer un ornitorrinco con papiroflexia normativa. Veamos. Continue Reading

jurisprudenciaLa “jurisprudencia” en el mundo del Derecho es lo que el bosón de Higgs en la física de partículas: un fenómeno teóricamente claro y prácticamente esquivo, pero que permite explicar el origen de la materia del universo jurídico.

No deja de ser curioso que “la jurisprudencia” es la estrella de infinidad de litigios porque si la Ley está clara el litigio se desvanece antes de nacer. Así, la autoridad de otro caso similar ya resuelto judicialmente suele ser el ariete que da la victoria o que permite defenderse en un litigio, pese a la imprecisión de su  fuerza vinculante y su  utilización “invasiva” en nuestro Ordenamiento jurídico (con distinto perfil del precedente judicial del mundo sajón, stare decisis). Pero veamos el maravilloso mundo de ese pequeño monstruo, a veces benéfico como un unicornio y otras peligroso como el alacrán. Continue Reading

la lealtad corrupcion Aunque el escaso tiempo disponible me impide devorar tantas novelas como en mi juventud, confieso que “La Lealtad de los reptiles” (Amarante, 2015) me atrapó hasta leerla de un tirón, debido posiblemente a mi notoria pasión por los entornos del poder, las leyes y la lucha contra la corrupción.

SECCIÓN: LIBROS DEL FIN DE SEMANASe trata de una novela de un género vivo y actual, el thriller político-policiaco. Tres en uno. Como su autor, Fernando Huertas ( profesor, guionista y director de cine). Es un thriller porque el suspense atenaza al lector desde el comienzo. Es político porque las maniobras políticas y los resortes del poder son el marco de la obra. Y es policíaco porque la trama parte de una muerte inexplicada y la actividad de pesquisa policial.

Sin embargo es algo mas que eso. Algo atractivo y formativo… Continue Reading

justo¡Justicia! Es la palabra mas célebre de la humanidad. Desde que Caín se la tomó por su mano ante el favoritismo divino hacia los regalos de su hermano Abel, y desde que la pronunció al ser enviado al este del Edén, la palabra Justicia ha salido de las leyendas bíblicas y se ha convertido en el mantra de la humanidad hasta nuestros días.

No hay país que merezca tal nombre, que no cuente con un ministerio para organizarla y unos jueces para llevarla a cabo. Mas de cien mil fundaciones y asociaciones del mundo cuentan con la palabra en su denominación o fines institucionales. Unos 157 millones de resultados en google. Es la palabra del juez y del condenado, del triunfador y del derrotado, del jugador en la partida, del deportista en la competición, del enfermo ante el reparto de dolencias, del candidato ante la elección, del aspirante al premio, del que codicia los bienes ajenos, del que aspira a conseguir el amor de su vida…

No hay palabra con etiquetas mas sorprendentes: implacable, indulgente, imparcial, salomónica, divina, natural, inapelable, corrupta, social, resplandeciente, arbitraria… Y que actúa: “Se tramita”, “Se acata”, “Se decreta”, Se ejecuta”, “Se desoye”…

Además es la virtud mejor repartida del mundo. Todos nos consideramos justos. Los injustos son los otros.

Viene al caso porque han tenido la amabilidad de invitarme el equipo de TEDx Oviedo University el día 21 de Marzo en el Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo, para participar en la jornada de charlas o intervenciones orales correspondiéndome la referida a “ De qué Justicia hablamos cuando hablamos de Justicia”, evento que ha merecido eco en la prensa.

Continue Reading

buena conductaLa grandeza del Derecho es que a veces lleva a resultados que a los humanos nos resultan chocantes, pero ello es debido a que las sentencias judiciales no solo resuelven el caso concreto sino que contribuyen a dar credibilidad al sistema jurídico de libertades y si los jueces ceden al impulso del corazón sobre la razón jurídica, pueden sentar un precedente de funestas consecuencias para la ciudadanía.

De ahí que la reciente Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo de 20 de Febrero de 2015 (rec.3863/2013) es un bonito ejemplo de cómo una sentencia puede dar respuesta jurídicamente irreprochable pero para algunos socialmente incomprensible. Veamos.

Continue Reading

puertas del cieloLa legitimación procesal es un eufemismo jurídico de “utilidad”, ya que el legislador no quiere que se desarrollen pleitos por puro interés académico o que no revistan un efecto en quien los promueve. Se parte de la idea de que la jurisdicción contencioso-administrativa pretende resolver un conflicto concreto y real entre sujetos concretos: de un lado, la Administración que sostiene su actuación administrativa y de otro, normalmente un particular que la combate porque le interesa realmente.

Diriase que el proceso no quiere oportunistas. No quiere que la Justicia pierda en el tiempo en pleitos-vendetta (para fastidiar) ni pleitos-prospectivos (para explorar el futuro), ni pleitos-políticos (para demostrar lo mal que gestionan autoridades de partidos políticos), ni pleitos-académicos (para robustecer o debilitar tesis teóricas), ni pleitos-semillero (para obtener un fallo judicial, a modo de rompehielos, que abra vía a un mercado de potenciales clientes). No. El proceso está para algo y la “legitimación” es el instituto procesal que se alza en barrera por la que solo pasan quienes poseen un interés serio, real y actual en ejercer un recurso o sostener la actuación administrativa.

De ahí que la propia Constitución solo preste amparo a la tutela judicial en el ejercicio de los derechos e intereses “legítimos”. O sea, la justicia no es un juego ni un pasatiempo, sino para resolver conflictos reales.

El problema radica en la dificultad de identificar si existe un interés legítimo o no, y es que parece que se acaba de perder de vista la finalidad de la “legitimación” para alzarse en requisito autónomo que a veces conduce a injusticias, puesto que el portazo de la “falta de legitimación” impide acceder al fondo litigioso. Continue Reading

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.820 seguidores