Ser funcionario de habilitación nacional en tiempos difíciles

funcionarios nacionales ¿ Funcionarios de debilitación nacional? Sé que el calambur es un tanto simplón pero cuando se examina la evolución normativa del régimen de los funcionarios de habilitación nacional, da la sensación de un proceso de “acoso y derribo” de tales cuerpos en nombre de la política y de la eficacia.

NOTICIERO: Las RPT degradadas por el Tribunal Supremo a simples actos administrativos generales

Puestos de trabajo    Confirmando la crónica anunciada, a Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo  de 5 de febrero de 2014 (recurso número 2986/2012 modifica su doctrina sobre la consideración jurídica de las Relaciones de Puestos de Trabajo (RRPPT) de la Administración del Estado (AGE)y los organismos directamente dependientes de la misma. Afirma el Tribunal Supremo, inspirado en el deseo de acabar con la esquizofrenia de que una actuación jurídica puede ser acto y norma a la vez: ” Sobre esa base conceptual, y en línea con la doctrina de las sentencias que se acaban de citar, entendemos que la RPT no es un acto ordenador, sino un acto ordenado, mediante el que la Administración se autoorganiza, ordenando un elemento de su estructura como es el del personal integrado en ella. (…)En tal sentido la función jurídica de la RPT no es la de ser norma de ordenación general y abstracta de situaciones futuras, sino la de ser un acto-condición, mediante el que, al establecer de modo presente y definitivo el perfil de cada puesto, este opera como condición y como supuesto de hecho de la aplicación al funcionario que en cada momento lo sirve de la norma rectora de los diversos aspectos del estatuto funcionarial. (…)Hemos así de conducir, rectificando expresamente nuestra jurisprudencia precedente, que la RPT debe considerarse a todos los efectos como acto administrativo, y que no procede para lo sucesivo distinguir entre plano sustantivo y procesal.”

 Y aunque intenta no prejuzgar su efecto en las Comunidades Autónomas es evidente que, salvo configuración normativa diferente por sus leyes de función pública (que no la hay, pues ninguna Comunidad  ha sido imaginativa sobre sus instrumentos ordenadores), se producirá un efecto-dominó.

 Efecto dominó subjetivo, pues afectará de facto a todas las Administraciones Públicas y sus RPT.

Efecto dominó objetivo, pues todas las casaciones pendientes en el Supremo se verán inadmitidas de forma sobrevenida.

Efecto dominó procesal, pues en pleitos en curso habrá que plantearse la situación de las impugnaciones indirectas ( para el Supremo no caben), la eventual necesidad de acumulación objetiva de acciones, etc,etc…

Seguiremos comentando este tsunami mas adelante. Si Kirschman levantase la cabeza diría: Un cambio jurisprudencial tira bibliotecas enteras de jurisprudencia..

Candidaturas a los Blogos de Oro jurídicos en la IV Edición Derecho en Red

mejores blogs juridicos  Si los Globos de Oro de cine son concedidos por los miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Holywood, los Blogos de Oro jurídicos son los concedidos cada año por los miembros de la Asociación Derecho en Red a los héroes de la blogosfera jurídica, este año en la triple modalidad de Mejor blog, post y perfil en twitter jurídico 2013, y con la colaboración del Gobierno de La Rioja.

 Lejos queda el año 2010 en que agradecí vivamente el reconocimiento como mejor blog de mi artesanal observatorio jurídico (www.contencioso.es) mientras que la edición actual ( IV Edición-2014) muestra los merecidos frutos de la iniciativa de un grupo de soñadores, implicados en las nuevas tecnologías y hábiles juristas, nucleados en la Asociación Derecho en Red. En definitiva, un éxito de la sociedad civil, que entre sus ricas actividades en la red, han conseguido que estos premios se hayan consolidado en la Blogosfera como referencia inexcusable del rumbo y aportaciones del Derecho en el turbulento océano de internet.

 Las nominaciones de la IV Edición de los premios están aquí y os invito a que os asoméis a tanta sabiduría gratuita y dosificada en sabrosas píldoras (post y twetts).

 Si bien las convocatorias han profundizado en cuanto a difusión, concurrencia y rigor, confío en que su expansión sea imparable y exponencial. Me atrevo a sugerir ( o a vaticinar, quizás) que, aplaudiendo el paso adelante del gobierno de La Rioja, sería bueno en futuras convocatorias contar con el impulso y patrocinio de una Comunidad Autónoma diferente cada año, como igualmente sería maravilloso que algún día, al puro estilo hollywoodense, profundizase en las nominaciones por áreas o disciplinas mas o menos extensas ( P.ej. Derecho público, Derecho Privado, Derecho de las Tecnologías, etc), pues lo cierto es que el mundo de los blogs jurídicos se ha convertido en un Universo jurídico paralelo al Universo bibliográfico tradicional;  asimismo, nominaciones a vertientes específicas podrían inspirar los premios a los post ( post mas creativo, post mas divulgativo, post de impacto mediatico,etc).

  En fin, se trata de una mera sugerencia (algo así como lo de Luther King: “Yo tuve un sueño…”), pero quien tiene la llave es la Asociación Derecho en Red que hasta ahora ha demostrado saber lo que hace, paso a paso, con firmeza y hacia adelante. Y sé que no es fácil.derecho en red

El corazoncito del Supremo : suspensión de sanciones sin fianza


sancion tributaria   Aunque la letra de la Ley es fría, a veces sentencias del Supremo demuestran una cálida sensibilidad hacia las empresas víctimas de la crisis económica como la dictada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo el 24 de Febrero de 2014 (rec.2947/2013), mostrando un firme criterio proclive a aceptar la suspensión de sanciones a empresas con dificultades económicas sin fianza alguna. Insistiremos que no se trata de la suspensión en vía administrativa, donde la suspensión opera automáticamente, sino en la ulterior vía contencioso-administrativa.

Basta imaginarse a una empresa cualquiera a la que la Administración Tributaria le haya dictado una liquidación tributaria acompañada de una sanción elevada ( multiplicada, mas bien, dada la predilección de la Ley General Tributaria por los múltiplos al castigar y por el “tres en uno”: intereses, recargos, apremios).

 Se iniciará el calvario de la vía económico-administrativa y luego el proceso contencioso-administrativo, a cuyas puertas la empresa tendrá que rascarse los bolsillos ( o mas bien sacudir las telarañas de la caja fuerte) para afrontar los costes de las tasas judiciales ( en función de la cuantía, para mas inri) y anticipar los gastos de abogado y/o procurador, además de los gastos de pericias mercantiles o contables, y de rebote saber que posiblemente ese litigio pasará por una primera instancia o etapa, y si fracasase, la segunda instancia. Y ese periplo judicial probablemente consumirá algún trienio de la vida de los administradores de la empresa recurrente, período sobre el que se cierne la amenaza de los intereses – o gota malaya- de un aval o garantía de pago. Un panorama nada bueno.

Convocada en el BOE la prueba de acceso a la abogacía española: texto y contexto

abogacía prueba Por fin se publica en el BOE la Orden PRE/404/2014, de 14 de marzo, por la que se convoca la prueba de evaluación de la aptitud profesional para el ejercicio de la profesión de Abogado para el año 2014.

 Se trata de la aplicación de la Ley 34/2006 de Acceso a las Profesiones de Abogado y Procurador de los Tribunales que incluía la vacatio legis de nada menos que cinco años. Por fin se alumbra la prueba selectiva que marca el pistoletazo de salida de la prueba a realizar a partir de tres meses y que se vertebra en una única prueba de cuestionario. Comentaré a bote pronto lo que me resulta llamativo en una primera lectura de esta convocatoria, ya que es una decisión cuyo texto nace en un contexto confesadamente experimental con los riesgos que ello conlleva. Veamos.

Por fin, un Manual realmente práctico de Derecho Tributario

Derecho TributarioPaseando el sábado por la bella ciudad de Salamanca y tras el sabroso ritual de detenerme en el centro de la Plaza Mayor y ante la fachada de su Universidad para respirar historia y luminosidad, decidí asomarme a sus librerías como un sabueso a la caza de la sabrosa pieza.

Casualmente tuve la fortuna del hallazgo de un sencillo libro de reciente publicación que colma una de mis lagunas formativas, y de las que siempre me lamenté en mis tiempos de estudiante de derecho y opositor. Nada menos que un “Manual práctico de Derecho Tributario” (Carlos María Cabrerizo, Editorial Amarante, 2014).

No es el típico libro calificado de “manual” y que encierra un Tratado o trabajo plúmbeo (es “manual” por ser libro de “mano” y para tener “a mano”). Tampoco es una libro bautizado como “práctico” y que nos engañe cobijando conocimientos teóricos. No. Es un libro sencillo, claro y actualizado, pero sobre todo, que nos permite aproximarnos a la parte general del Derecho Tributario de la mano de sencillos supuestos de la realidad, con preguntas y respuestas.

Utilísimo para gestores, abogados, académicos y jueces que pongan sus manos sobre tan escurridiza disciplina. Veámoslo con mayor detalle.

La protección judicial de los derechos en internet, mas cercana

internet y derecho¿Es posible ponerse al día en tan solo quince minutos de la problemática jurídica de internet?, ¿ cómo dominar las claves del derecho al olvido, protección de datos,  propiedad intelectual o publicidad engañosa?. La respuesta es afirmativa y  lo demostró la magnífica disertación del magistrado David Ordoñez Solís con ocasión de su ingreso en la prestigiosa Real Academia Asturiana de Jurisprudencia y Legislación el pasado miércoles (12/3/14). Además de brillante, ameno y riguroso, David Ordoñez demostró ser generoso y me ha autorizado para ofrecer el texto íntegro de su exposición que es una auténtica delicia para los juristas que miramos con respeto la ciénaga jurídica en que se está convirtiendo internet.

Jura de cuentas: cuando el cliente no paga a su abogado

no paga  Si al abogado no le salen las cuentas, pues al cliente no le sale cuenta pagar (no tiene o no quiere), y quizás el abogado se vea empujado a promover un incidente sumario por la cuenta que le tiene. Dejándonos de cuentas y cuentos, se trata del procedimiento conocido tradicionalmente como ” jura de cuentas ” o “cuenta jurada” que permite al abogado encauzar de forma sumaria el pronto cobro de lo debido; pues bien, este instituto ha experimentado alguna novedad jurisprudencial restrictiva sobre su aplicación, que ojalá ningún abogado la sufra en sus carnes ( o minutas). Eso sí, recordemos que el mismo privilegio asiste a los procuradores para cobrar lo que les adeudan. Veamos.

El Estado no es responsable por la errada transposición de las Directivas sobre trienios a los interinos

trienios El culebrón de los trienios del personal interino llega a su fin con la Sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo del 21 de Febrero de 2014.  Se trataba en esta ocasión de determinar si el Estado era responsable del pago retroactivo de los trienios al personal interino ya que el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) fijaba sus efectos desde su vigencia ( Abril de 2007) pese a que la Directiva europea fijaba como límite de transposición al Derecho interno el 10 de Julio de 2001.

Un chalado en la Corte del Tribunal Supremo

supremo Nadie se confunda. Si Mark Twain nos informaba de un yankee en la corte del Rey Arturo, ahora se trataría de un Alcalde calificado de “Chalado” en un artículo periodístico lo que fue desembocó en la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo para pronunciarse sobre la acción de protección civil del derecho fundamental al honor que ejerció el edil y que ha sido zanjado por la curiosa sentencia de 26 de Febrero de 2014 (rec.29/2012). Veamos con detalle, porque el asunto merece la pena.

Inminente portazo del Tribunal Supremo a las Relaciones de Puestos de Trabajo

 Relaciones de Puestos de trabajo  Las Relaciones de Puestos de Trabajo han sido una categoría jurídica novedosa: alma de norma y cuerpo de acto administrativo general. Las consecuencias inherentes a la condición reglamentaria son mayores garantías y vías de impugnación ( en particular el acceso al recurso de casación de las sentencias que las enjuicien). De hecho me ocupé de la complejidad de su estatuto en un amplio post significativamente titulado: Relaciones de Puestos de Trabajo: ¿Carne o pescado?

  Pues bien, en línea con la tendencia a arrojar el lastre de los litigios del Tribunal Supremo ( criterios de admisibilidad restrictivos, fijación de cuantías “a la baja”, umbral de casación cifrado en 600.000 euros, tasa elevada – 1200 euros si cuantía indeterminada-, sombra de costas al vencido,etc), ahora puede adivinarse que las Relaciones de Puestos de Trabajo serán expulsadas del templo del Tribunal Supremo, por el sencillo artificio de negarles el carácter reglamentario y como consecuencia sin recurso de casación, de manera que  las sentencias en los procesos ordinarios que las juzguen dictadas por las Salas de lo Contencioso-Administrativo quedarán privadas con carácter general del acceso al recurso de casación. Pero escuchemos las trompetas de este Jericó.

Jueces pro administración : ¿ leyenda forense o realidad ?

pro administracion   En los pasillos judiciales, bufetes y en las conversaciones entre abogado y cliente suele brotar la pregunta ( o afirmación) sobre el talante del juez contencioso-administrativo mediante una rápida etiqueta: juez pro administración o juez pro administrado. No deja de ser chocante tal juicio o prejuicio, bien por parte del abogado o bien por el propio juez que admite tal encasillamiento, ya que la Justicia e imparcialidad deben cabalgar juntos. Sin embargo, se impone una reflexión intentado esclarecer las raíces de tal posicionamiento.

Sentenciando el litigio mas difícil del mundo

litigio mas dificil

A veces los litigios contencioso-administrativos se convierten en un espeso bosque formado por los árboles de los argumentos de la demanda o contestación, unido a las alimañas procesales, que impiden ver el problema con claridad. Se impone a veces tomar distancia y centrarse en el núcleo del problema para resolverlo con sentido común. Reflexionando sobre esto y dado que estamos en etapa de Carnaval me pareció oportuno someteros un caso judicial hipotético, con notas humorísticas, para un rápido análisis y dictamen.

Veamos.

NOTICIERO: El Tribunal de Justicia de la Unión Europea anula el céntimo sanitario

Anulación del céntimo     Cuando el Estado sirvió en bandeja a las Comunidades Autónomas la posibilidad de implantar un tributo sobre el consumo en fase minorista de Hidrocarburos (gasolineras), cedido a las Comunidades Autónomas para vincularlo al gasto sanitario, algunas olieron la sangre fresca recaudatoria y se lanzaron a aplicarlo. La Sentencia de 27 de Febrero de 2014 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea para los pies a esta iniciativa y declara que es contraria a las Directivas Comunitarias el establecimiento de un impuesto sobre la venta minorista de hidrocarburos. El Tribunal comunitario vela por la libre competencia y tráfico de  bienes dentro de Europa que impidan impuestos que obstaculicen los intercambios al gravar indebidamente a unos transportistas respecto de otros.

 Considera el Alto Tribunal (inapelable) que ese Impuesto sería legítimo si persiguiera una finalidad específica vinculada a atender costes sociales y medioambientales derivados del uso de vehículos pero en modo alguno puede considerarse finalidad específica utilizarlo para atender el gasto sanitario. En consecuencia, lo invalida y de paso aprovecha para dar un tirón de orejas al Estado y la Comunidad Autónoma por considerar que han tolerado su aplicación durante mas de diez años -13.000 millones de euros recaudados- pese a que se habían dictado sentencias comunitarias y emitido dictámenes por la Comisión que alertaban del grave riesgo de invalidez de tales tributos.

 El Estado en vez de deshacer el entuerto ante los primeros avisos ( expedientes infractores ante la Comisión, denuncias,etc), y especialmente cuando vió las orejas del lobo del informe negativo del Abogado General, optó en este último año por reunirse con la representación de Comunidades Afectadas ( Asturias, Galicia, Navarra, Cataluña, Baleares, etc) para aplicar el viejo truco de disfrazar el tributo con piel de cordero:  propiciar la conversión de las tasas autonómicas  independientes como integrantes del impuesto general sobre hidrocarburos, en forma de tramo específico de este (el mismo perro con distinto collar). Sin embargo, mientras el monstruo estuvo vivo sembró de desolación tributaria a los obligados al pago.

 El resultado es un tributo enterrado y con un triple problema en el horizonte:¿ Quien pagará los platos: Estado o Comunidad Autónoma?,¿ Cómo se devolverá lo injustamente recaudado?, ¿ Cómo se financiará el agujero que deja este tributo evaporado?.

Sea como sea, no mas chapuzas jurídicas, por favor.

Aquí está la Sentencia completa.

El personal eventual es expulsado del paraíso de la jurisdicción social

eventuales   En tiempos de vacas gordas muchas autoridades nombraron libremente a personas de su confianza para puestos de asesoría y confianza, con el carácter eventual. Cuando llegaron las vacas flacas y se extinguió su vínculo con la Administración algunos con gallardía aceptaron las reglas del juego (sabían que eran personal, como los soldurios hispanos o algunos samurais, que entregaban la vida si la perdía su señor). En cambio, otros se resistieron a dejar el cargo y para ello nada mejor que disfrazarse de personal laboral para pedir amparo a la jurisdicción social. Sin embargo, la Jurisdicción Social no consigue ser engañada y en el Auto de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 19 de Diciembre de 2013 (rec.956/2013) se pone coto a esta práctica.

Las misteriosas razones de que las sentencias no citen autores doctrinales

doctrina  La inmensa mayoría de las sentencias judiciales se explayan en leyes y razones pero silencian la cita nominativa de los autores doctrinales de algunas de las opiniones allí reflejadas. Una conducta que explicaré mostrando la íntima justificación de tal proceder y los  riesgos que se pretende evitar.