Contencioso.es

Contencioso es un pedazo de la blogosfera pública

trabuco

La reciente renovación de varios ministros en el Gobierno español ha merecido toda la atención bajo la perspectiva política. Sin embargo, el fenómeno del cese de los altos cargos de la Administración Pública merece para Sevach una mínima reflexión sobre las jugosas compensaciones o “plusvalías del cesante”.

Así, tras el reciente cambio político de gobierno en las Comunidades Autónomas de Galicia y en el País Vasco, se produce un terremoto que deja sin silla no sólo a los consejeros y viceconsejeros, sino a secretarios generales técnicos, directores generales y altos cargos asimilados. Miles de desplazados en busca de nido. A ellos se sumarán quienes ocupando altos cargos en la Administración del Estado, sin existir cambio de color político en el gobierno, son cesados por los flamantes nuevos Ministros o Secretarios de Estado que suelen preferir “coroneles” de su confianza.

I. Pues bien, buena parte de los que fueron altos cargos pasan tras el cese a convertirse en una “alta carga” puesto que si la procedencia de los mismos era funcionarial (cómo suele suceder en uno de cada cuatro cargos políticos españoles), les aguarda el denominado complemento de alto cargo, que consiste en un mecanismo retributivo que les garantiza, de forma indefinida, la equiparación de sus retribuciones en su humilde puesto de funcionario a las propias de un Director General en activo, y ello aunque vuelvan a su labor de conserje, administrativo, maestro o técnico de cualquier Administración pública. Casi nada.

II. El origen de tan generoso complemento está en el famoso artículo 33.2 de la ley 31/1990, de 27 de Diciembre, de Presupuestos Generales del Estado (precepto cuyo carácter básico se declaró por la Sentencia del Tribunal Supremo en interés de ley de fecha 24 de Septiembre de 1994) y que dio lugar a que coloquialmente tan sabroso complemento se denomine el “nivel 33” ( por el artículo que lo originó). Y aunque tal complemento nació de la mano de una ley estatal para altos cargos del Estado rápidamente cada Comunidad Autónoma aprobó una ley similar para sus respectivos altos cargos, normalmente corregida y aumentada (mayor complemento para más ex altos cargos). Café para todos.

III. Para evitar la “extinción” de tal complemento, el propio Estatuto Básico de los Empleados Públicos aprobado por Ley 7/2007 (que tanto cacarea de la ejemplaridad, austeridad y no discriminación entre los empleados públicos) incluye en su artículo 87.3 la extensión de tal beneficio del complemento de cesantía de altos cargos a los funcionarios que fueren cesado en puestos que comporten la situación de “servicios especiales”(situación que incluye al personal eventual, asesores de grupos parlamentarios así como concejales y directivos municipales que desempen el cargo en dedicación exclusiva…¡¡), los cuales “ recibirán el mismo tratamiento en la consolidación de grado y conjunto de complementos que el que se establezca para quienes hayan sido Directores Generales y otros cargos superiores de la correspondiente Administración Pública” (¡¡la bomba!). Y para que ningún político se sienta agraviado, el art.85 del Estatuto autoriza a las leyes de función pública para que establezcan “garantías de índole retributiva” para el caso del reingreso de los funcionarios que “pasen a prestar servicios en organismos o entidades del sector público en régimen distinto al de funcionario de carrera” ( o sea, chollos de Contratos de Alta dirección o Asesores de lujo).

IV. El problema de dicho complemento para Sevach es múltiple.

Problema de justificación. ¿Acaso un alto cargo no cobra una justa retribución mientras está en activo, y recibe prebendas no salariales – dietas, gastos de representación,etc-, además de cosechar relaciones e influencias que formarán parte de su mochila cuando abandone el cargo?,¿más todavía?

Problema de igualdad. ¿Acaso es admisible, dentro del despropósito, que un Director General tras el cese mantenga toda su vida un complemento vitalicio si retorna a la Administración y en cambio nada reciba si regresa a la empresa privada?.¿No sería mas justo un complemento transitorio para el «aterrizaje en la realidad» por breve tiempo pero de igual cuantía sea cualesfuere el destino – público o privado- del político cesado?.

Problema de proporcionalidad.¿Acaso es de recibo que un alto cargo que desempeña su puesto durante dos años reciba un complemento tan vitalicio como quien lo ha desempeñado durante cuarenta?¿No sería mas justo que el complemento transitorio se perciba durante tanto tiempo como se ejerció el alto cargo?.

Problema de moralidad.¿Acaso resulta ético que los políticos consigan la unanimidad tanto en el parlamento estatal como en los autonómicos, votando sobre asunto de su propio interés?;¿alguna vez los trabajadores de una empresa soñaron con decidir por votos sus propias retribuciones?.

Problema de decencia. ¿Acaso en tiempos de crisis, en que cualquier despedido se encuentra con su parca y temporal prestación, puede mantenerse la vigencia de tal blindaje retributivo, con la garantía del Estado?.

Problema de seriedad. ¿Es serio que cobre el complemento tanto el político cesado por corrupto o por pésima gestión pública como el político brillante y abnegado?.

En fin, que si en el conjunto de las Administraciones Públicas españolas hay en tiempo real unos 5.000 altos cargos (sin contar altos ejecutivos de empresas públicas) y una vida política media de cuatro años, fácil resulta colegir como se va abarrotando el cómodo burladero de funcionarios ex altos cargos que retornaron a la condición de empleado público de a pie. Y al igual que la capa de ozono se va erosionando de forma lenta pero inexorable, los presupuestos de las Administraciones año a año experimentan un mayor agujero dedicado a las retribuciones que se abonan a quienes fueron altos cargos.

V. No obstante, incluso entre altos cargos, unos son mayores que otros ( o mejor, unos mas “carga” que otros).

El primer escalón viene dado por los ministros, secretarios de Estado y presidentes de órganos constitucionales salientes que se benefician del regalo de la Ley 74/1980 y que permite percibir durante dos años una indemnización por cese del 80% de las retribuciones brutas. Y además, dicha remuneración es compatible con cualquier otra retribución ( ¡toma Ley de incompatibilidades para el pobre funcionario mientras el altísimo cargo la elude!)

El segundo escalón corresponde a los parlamentarios que están rodeados de todo tipo de prebendas, complementos, asignaciones y pensiones de jubilación indignantes.

El tercer escalón sería el ocupado por los altos cargos de las empresas públicas con contratos de alta dirección con fuerte blindaje y con jugosas bufandas y planes de pensiones.

El cuarto escalón sería el de los altos cargos de Subsecretario, Director General y equivalente, con su complemento indefinido tras la cesantía. Y al mismo nivel estarían los cargos homólogos de las Comunidades Autónomas. Junto a ellos el rebaño de personal en cargos políticos que por el abracadabra del Estatuto Básico del Empleado Público subirán al carro de los vencedores con paga consolidada.

Y el quinto escalón vendría dado por los gobernantes de de algunas Administraciones Públicas (Entes públicos empresariales, Organismos Autónomos, Agencias estatales, Universidades, Ayuntamientos,etc) que aprovechando su efímero paso por el poder, una mayoría política complaciente, y la autonomía de su entidad, toman decisiones de gratificaciones o complementos retributivos al margen de la ley, pero que al no ser impugnados, resultan impunes.

VI. En fin, que la fábula de la cigarra y la hormiga en versión ibérica actual sería la siguiente.

Las hormigas trabajaban laboriosas en el invierno haciendo acopio de víveres, por lo que un grupo de cigarras se ofrecieron para representarlas y decidir sobre los asuntos comunes. Cuando las cigarras subieron al poder tomarón la decisión, por unanimidad, de que cuando se agotara su mandato, tendrían derecho a mantener las retribuciones con independencia de su colaboración o trabajo para la colonia. Transcurridos unos pocos años, las hormigas duplicaban su trabajo para mantenerse a sí mismas, para mantener a las cigarras en activo en el gobierno y para mantener además a las haraganas cigarras que disfrutaban de su pase a reserva retribuida. Las hormigas acudieron al Tribunal Constitucional de los Escarabajos Peloteros, y su demanda fue desestimada. No sabían las hormiguitas que las cigarras se habían cuidado de extender el privilegio de no trabajar y cobrar a los escarabajos peloteros que hubieren cesado en tan alto Tribunal.

Para finalizar y dejar un buen sabor de boca a la vez que recibir en formato musical un resumen de la situación podéis escucharlo aquí.

0 thoughts on “El botín del político: Complemento de ex altos cargos

  1. javier grandio dice:

    La equiparación de retribuciones en el humilde puesto de funcionario a las propias de un Director General en activo por razón de ese “nivel 33”, ¿está referida a las retribuciones totales de un Director General o sólo a su complemento de destino?.

    Si fuese a este último, la equiparación se “reduciría” a la diferencia entre el complemento de destino de un Director General y el que devengue el funcionario devenido humilde (o devuelto a su puesto): que no dejaría de ser una canonjía o chollete vitalicio, claro está.

  2. Hayek dice:

    Bueno, otro tanto pasa con las pagas extras. Desde hace años, muchos Alcaldes y Concejales cobraban las pagas extras íntegras al 100%, a pesar de que sus funcionarios cobraban sólo las básicas, y luego básicas +CD, siendo además las pagas mensuales inferiores en su cuantía a la de los políticos.

    Ahora con el EBEP las siguen cobrando los políticos al 100% y los funcionarios cobran del Complemento Específico sólo una parte que se incluyó en la Ley de Presupuestos, sin llegar al 100% del específico que tenían cuando se alcanzó el Acuerdo de Negociación. Pero ninguna Ley de Presupuestos dice nada de las retribuciones de Alcaldes y Concejales, ni de criterios de equidad con las retribuciones de sus respectivos funcionarios que tienen al cargo.

  3. Tengo unas preguntas. Entre las prebendas de los Diputados se incluye el cobro de 2.100 euros al mes en concepto de gastos de manutención y alojamiento, exceptuando a los electos de Madrid. Tomemos el ejemplo de D. Mariano Fdez. Bermejo. El ex-ministro es diputado por Murcia, pero como tantos otros peces gordos de los partidos elegidos en listas de provincias con las que no tienen ningún tipo de vinculación (conocidos como “paracaidistas” o “cuneros”), es público y notorio que reside en Madrid desde hace un porrón de años.

    Asi que, el Sr. Fdez. Bermejo y demás diputados que se encuentran en su misma situación ¿cobran tales gastos de alojamiento y manutención? ¿y durante todo el año? ¿la actividad parlamentaria no se limita a 8 o 9 meses? Si la respuesta es afirmativa ¿no supone todo esto una fraude de ley como la copa de un pino o una auténtica merienda de negros?

    http://justicianews.blogspot.com/2009/03/moderacion-salarial.html

  4. Eso por no hablar de los permisos que en algunas legislaciones se conceden a Altos Cargos tras el cese. Así, la Ley andaluza 3/2005, de 8 de abril, cuyo artículo 28 los concede a ex diputados y ex altos cargos en este sentido:

    Al producirse la pérdida de la condición de diputado del Parlamento de Andalucía, o el cese de los altos cargos (..) y siempre que en dichos casos tengan la condición de personal de la Administración de la Junta de Andalucía, unos y otros tendrán derecho a un permiso no retribuido de adaptación a la vida laboral o administrativa de un mes por cada año en el ejercicio del cargo, con una duración máxima de doce meses.

    Ademas el artículo 24 prevé una asignación económica a ex altos cargo que tendrán derecho a una mensualidad de las retribuciones del cargo en que se cesa por cada año de ejercicio, con un mínimo de tres mensualidades y un máximo de doce.

    Entiendo que la única justificación que puede tener este complemento es las incompatibilidades a que se verán sometidos durante los dos años siguientes al cese. En algunas legislaciones deben seguir realizando declaraciones de intereses años después del cese.

  5. ummj dice:

    Muy oportuna la entrada y los comentarios de los contertulios.

    Me decía hace ya muchos años un Alcalde y amigo; “la política se ha convertido en un nuevo yacimiento de empleo”.

  6. JotaF dice:

    Algunos ponen el grito en el cielo cuando demagógica y machaconamente se demoniza a los funcionarios. Pues bien, yo hoy quiero hacer la misma denuncia respecto de los políticos. Son evidentes los males que aquejan a los políticos: soberbia, alejamiento de la realidad, corporativismo, estrechez de miras, y así un largo etcétera. Ahora bien, yo quiero recordar que los políticos son necesarios. Nunca nos quitaremos de encima a los políticos. Tenemos que intentar que mejore el nivel de los políticos que tenemos en España. ¿ Hacemos algo para ello?. Yo creo que no. Los políticos tienen algo que falta en nuestra sociedad: compromiso. Muchos están en política para vivir de ella, pero otros muchos, la mayoría, están en política porque defienden unas ideas, unos principios. Dan la cara por algo. Cuando lo imperante es el relativismo, el pasotismo revestido de pesimismo, es de agradecer que haya gente que defiende aquello que muchos pensamos. Resumiendo: sí, es verdad todo eso que decís, pero no olvideis que los que mandan son los políticos, y sobre todo,pensad si estaríais dispuestos a dar el paso de dedicar parte de vuestro tiempo y energías a la política.

  7. Contencioso dice:

    @JofaF

    Estoy contigo en lo sustancial, pero quisiera añadir dos comentarios:

    1.- Se demoniza a los funcionarios, pero al menos éstos en la mayoría de ocasiones han pasado un examen muy duro para serlo. Los políticos, no.

    2.- La clase política es el reflejo de una sociedad que le vota y la mantiene. No se puede cambiar la clase política sin cambiar la forma de ser de la sociedad española, y eso ya es mucho mas dificil. Hoy en día pocos dimiten, todos se agarran a la silla y saben que se pueden permitir casi todo, porque la sociedad está atontada y traga porquería mientras haya pan y circo. Cualquier político que quiera coger el toro por los cuernos y exigir al ciudadano medio responsabilidad, comportamiento cívico, y seriedad, está abocado al fracaso. Aquí lo que prima es la demagogia, y darle al subvencionado y subsidiado ciudadano todo lo que se pueda para tener su mente ocupada consumiendo y no haciendo frente a su responsabilidad como ser humano y sujeto con voto.

  8. ummj dice:

    Amigo @JofaF, comparto punto por punto lo que dice el amigo Contencioso.

    Es verdad también lo que tú dices, en cuanto a que hay políticos que están en la vida pública por defender unos valores y de forma altruista….pero aunque eso sea así:

    -Hay una gran parte de políticos que sólo están en política por lo que están, por el sueldo.

    -Los que ocupan cargos institucionales no siempre es por su valía personal, sino por su capacidad para ganar adeptos dentro del aparato de su correspondiente partido.

    No son pocos los políticos que consiguen ser Diputados, Parlamentarios autonómicos, senadores, etc durante decenios precisamente por esas capacidades y no por las profesionales o intelectuales.

    …Y no seamos ilusos, los partidos, a la postre, no son democráticos…los aparatos mandan.

  9. JotaF dice:

    Contencioso:

    1) Tu primer argumento no es válido, porque comparas lo incomparable. La función pública se fundamenta en el mérito y la capacidad, mientras que la representación pública a través de los políticos, se fundamenta en la elección popular, es decir, en criterios democráticos, y por ende, entran en juego tantos valores como votantes haya. Si el princpio de legitimación del funcionario es la superación de un proceso selectivo, el principio de legitimación del político deriva la elección popular.

    2) Yo no estoy tan seguro de que la clase política sea fiel reflejo de la sociedad. En parte es así, pero no hay correspondencia exacta entre sociedad y clase política. Por poner dos ejemplo, Italia tiene una clase política mucho peor que la sociedad italiana. Asimismo yo considero que Argentina tiene una clase política peor que la sociedad argentina. Lo de cambiar la sociedad para luego cambiar la política me parece más complejo que cambiar la sociedad desde la representación política. En España sabemos muy bien cómo se hace: en regiones como Cataluña y el País Vasco se ha seguido un plan minucioso para diseñar unas sociedades al gusto de los gobernantes. Otra cosa es que conseguir eso hasta el punto deseado no es fácil, pero pasos siempre se dan si se pone empeño, o sea, leyes y dinero encima de la mesa.

    En cualquier caso, yo soy optimista, hay casos claros hoy en día de políticos que saben ponerse al frente de un país y coger el toro por los cuernos, infundiendo seriedad y rigor. El Presidente de Colombio Álvaro Uribe lo hace cada día. En el pasado reciente hubo políticos a los que no les tembló el pulso a la hora de quitar subvenciones, denunciar a los vividores a costa del Estado, y exigir sacrificios y responsabilidad: Margaret Thatcher hizo lo necesario para que su país saliera del desastre provocado por los laboristas. Helmut Schmidt en Alemania, socialdemócrata que adoptó medidas liberales para salir de la crisis. Pero claro, hay políticos y políticos. Ni todos los políticos se ponen en huelga de hambre para que se apruebe una ley (cosa que ocurre en la alucinógena Bolivia), ni todos los jueces son como el señor Urquía….

  10. Juan Manuel del Valle Pascual dice:

    Fui al médico y me dijo
    que dijera treintaytrés,
    yo lo dije y él me dijo
    que lo repitiera un mes,
    y poniendo carapijo
    lo repetí veinticuatro,
    y así es como me ha quedado
    un complemento estupendo,
    yo era probo funcionario
    apenas del grupo “D”,
    con el dedo fui nombrado,
    y con el dedo cesado,
    y ahora, cuando he de volver,
    a mi puesto de “a diario”,
    la verdad, está muy bien
    que refuercen mi salario
    para nunca más volver
    a ese mundo estrafalario,
    pero siempre necesario
    para demócrates ser
    -no me tengas por falsario-,
    ….pero nos sale muy caro
    su cese por siempre, amén.

  11. Xuan dice:

    Buenísimos ripios. Derecho y poesía: ¡magnífica combinación! Y con humor…vaya, vaya…Felicitaciones

  12. peterlove dice:

    Antes de que degenere más la cosa, hay que puntualizar una serie de cosas:

    a) El político está ahí o bien por aritmética parlamentaria o bien porque le ha votado más gente que a los demás. Y, por cierto, mucho de ese voto es cautivo, porque a las colocaciones de cargos eventuales hay que sumar las adjudicaciones de contrato y, por último pero no menos evidente, las subvenciones termodirigidas (al calor que desprende la afinidad con nuestras ideas).

    b) Un funcionario que haya aprobado unas oposiciones, como mínimo, tiene un conocimiento siquiera rudimentario de dónde buscar las cosas (y/o de esas mismas cosas). Conoce sus limitaciones y sus puntos fuertes. No pasa eso con los políticos, que se creen omnipotentes.

    c) Sobre lo del complemento en cuestión, pues lo dicho. Tanto la duración (inferior al mandato legislativo) como su devengo (de por vida) es un premio a la fidelidad y el perrofalderismo (si se me permite crear palabras nuevas) más que evidente. Lo peor de todo es que son los propios políticos los que deben quitar esos complementos a sus amigos y conocidos y, por lo tanto, no están por la labor.

    Como se dice en los corrillos administrativos: “Al amigo, el culo; al enemigo, por el culo; al indiferente, la legislación vigente”.

  13. troyana dice:

    Ahora entiendo por qué a Pepiño lo han nombrado Ministro de Fomento.

  14. esteban dice:

    Porque no hablais del Botin de los sindicatos y hablais un poco de los “liberados” Y DE LOS CURSOS SINDICALES , los politicastros al menos se lo curran ,pero los liberados que coño hacen ? no van ni a trabajar , seria bonito si lo haceis y creo que hasta practico ,por que se llevan mucha mas pasta que los politicastros.

  15. unodetantos dice:

    Más bien creo que la canción adecuada es esta: http://www.youtube.com/watch?v=PP_Y99Ql1GI

  16. Pumbo dice:

    Hispanistán se ha puesto imposible. Y es que 18 gobiernos son muchos gobiernos. En cada uno de los 17 gobiernos se reproduce el esquema del gobierno central. Hay una duplicidad tremenda, ineficiente y despilfarradora. Por eso ha llegado la ruina. He enlazado el nick con un blog donde abogan por el TRINQUE SOSTENIBLE, el Partido Trincón, y al final, van a tener razón aunque parezca demencial. Muy bueno e instructivo el artículo. La cosa está más emponzoñada de lo que nos creemos. Los partidos políticos se han convertido en las principales empresas de contratación del país, me temo que es lo que pasa. Lo que sucede es que contratan con el dinero de los demás, claro, de los paganos.

  17. Fer dice:

    Decir que los políticos se lo curran es mucho decir. Lo que se curran bien es asegurarse el hoy y su futuro mañana a cuenta del contribuyente, nosotros los ciudadanos, y robarnos todo lo que pueden de una manera u otra, creatividad en esto del hacer desaparecer dinero público, de todos, no les falta no. Tienen sus buenos sueldos, les pagamos muy bien y nos lo agradecen saqueando y atracando descaradamente todo lo público que debería ser sagrado, despilfarrando nuestro dinero y aún tienen la desfachatez de pedirnos que nos apretemos el cinturón y recortarnos nuestros derechos, haciéndonos comulgar con ruedas de molino. Son unos sinvergüenzas, cínicos e impresentables. Claro que más impresentables todavía es que no nos tiremos a ellos y les demos bocados en la yugular. No estoy a favor del canibalismo pero esta casta no merece menos. Un mordisco por cada € robado, por cada € desviado para su beneficio o el de sus amiguetes o familia… y/o por volver la cabeza mientras otros los roban o los desvían. Y una escrupulosa purga. sin ellos seríamos más solventes sin duda.

  18. adolfo dice:

    Ayer vi en Internet, no recuerdo si en El Confidencial, Libertad Digital o El Imparcial, que hay una comunidad autónoma, creo recordar que Castilla La Mancha que ha aprobado en su proyecto de ley de presupuestos la supresión de este complemento especial para quienes lo cobran, lo que supondría -sólo en esa comunidad- una reducción del gasto público en medio millón de euros. Espero que cunda el ejemplo… Ya se que es el chocolate del loro, pero a base de tazas de chocolate podemos hacer una buena tarta.

  19. ramón dice:

    ¿Y los defensores autonómicos del pueblo, qué? Sólo hay enchufados. En Aragón El Justicia de Aragón -con Palacio, coche oficial, chófer, escolta, etc- nos CUESTA MÁS DE DOS MILLONES DE EUROS AL AÑO. Tiene catorce asesores, casi todos jueces y fiscales aragoneses -antiguos alumnos suyos de la preparación de oposiciones-, “huidos” del País Vaso y Navarra, pero cobrando lo mismo que en su anterior destino, aunque haciendo muy poco. Escasamente dos mil quejas al año, de las que no resuelven positivamente casi ninguna, pues nadie les hace el mayor caso. Total, como no tienen poder decisorio y ejecutivo. ¡Qué manera de tirar el dinero de nuestros impuestos! Doña María Luisa Rudi me ha decepcionado totalmente. Es rehén del PAR, y no tira de la manta. Aquí nunca sabremos todos los chanchullos perpetrados por el PSOE-PAR. Pero claro, como ahora el PAR es aliado del PP, no conviene limpiar las alfombras…

  20. eurostream dice:

    La denominado mochila según me han contado a mi consiste en que cuando a un funcionario le nombran para un cargo público, p.e. Director General, pasa a la situación se servicios especiales, y cuando le cesan tiene derecho a percibir el mismo complemeto específico que percibía antes de ser nombrado. Por ejemplo si un Director Adjunto de Aduanas que cobra pongamos 45.000 euros al año de específico le nombran Director General, al cesarle tiene derecho a percibir hasta que se jubile dichos 45.000 euros de específico al año aunque el que le corresponda por el puesto de trabajo que ocupa sea de 30.000. Alguien puede dar más datos y sobre todo de cuantos funcionarios estarían en esta situación, porque dada la frecuencia con se renuevan los altos cargos es un buena pasta la que se llevan unos cuantos, bastantes más de los que pensamos.

  21. La denominado mochila según me han contado a mi consiste en que cuando a un funcionario le nombran para un cargo público, p.e. Director General, pasa a la situación se servicios especiales, y cuando le cesan tiene derecho a percibir el mismo complemeto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: