Contencioso.es

Contencioso es un pedazo de la blogosfera pública


Hoy día asistimos con pasión para aplaudir o condenar el asesinato de Bin Laden, las revueltas de los pueblos egipcio, sirio y libio, las astracanadas de Corea del Norte, la doble moral de Irán…. Sin embargo es duro admitir que nos acostumbremos a la “ignominia continuada” de las situaciones de pueblos oprimidos pese a que el Derecho ampara su derecho a la autodeterminación. Es el caso del pueblo saharaui, en que la prensa se acaba de hacer eco de como ha salido del letargo la  instrucción de la Audiencia Nacional por las atrocidades de Marruecos hacia el pueblo saharaui desde 1976 a 1987 ( ¿genocidio, torturas,aberraciones de Estado?) . Pero hagamos un poco de memoria…

1. La historia reciente del Sahara Occidental es la crónica de una “conjura de necios”. A partir del año 1975, tras la firma de los Acuerdos Tripartitos de Madrid (España, Marruecos y Mauritania), España abandonó su provincia número 53. Después de la retirada de las tropas españolas, aprovechando la ocasión, se inició la conocida como ‘Marcha Verde’, a través de la cual el Reino de Marruecos ocupó el Sahara Occidental. El pueblo saharaui unido a su tierra por “sangre, sudor y lágrimas” (parafraseando a Churchill) quedó sometido al ocupante. La Resolución 1514 de la Asamblea General de la ONU de diciembre de 1960, reconoció el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui,  pero los hechos son que las autoridades marroquíes controlan el territorio con la salvedad de una pequeña porción ( bajo la débil República Arabe Saharaui democrática) sin que en la agenda alauita figure como urgente liberar el territorio. Y aunque la ONU no reconoce a Marruecos la condición de “potencia administradora”, bien poco precio es tan débil estigma por disfrutar de la ocupación del territorio y cuidarlo como un bonsai en un corral. Otro ejemplo, de cómo la razón y el derecho quedan comprometidos bajo trilladas excusas como “intereses geoestratégicos”, “política de estado”, “diplomacia internacional”, … Tal y como dije en un post anterior, en el Sahara los derechos humanos quedaron enterrados en nombre de la diplomacia.

2. Lo triste es que el tiempo corre, y al paso que vamos, se dará la primera generación de saharauis que nacerá en su tierra al margen del dominio español y que morirá bajo el dominio marroquí. Un apartheid con plazo de caducidad prorrogado indefinidamente. Un pueblo sin poder ejercer el derecho a escribir su propia historia. Y lo peor no es que se soporte la opresión, sino que se pierda la esperanza.

3. No puede menos Sevach de citar, aunque dejando a libre interpretación las concomitancias con el caso saharaui, el discurso de rendición de 1877 del Jefe Joseph de la tribu india Nez percé en las montañas de Bear Paw ( Montana):

“ Digan al General Howard que conozco su corazón. Lo que él me dijo antes, lo tengo en mi alma.Estoy harto de luchar. Nuestros Jefes han sido asesinados.Looking Glass está muerto, Ta Hool Hool Shute está muerto.Los viejos están todos muertos.Son los jóvenes los que dicen sí o no. Él que llevó a los jóvenes está muerto. Hace frío, y no tenemos ninguna manta; los niños pequeños se mueren de frío. Algunos de mi pueblo, se han escapado a las colinas, y no tienen ninguna manta o alimento. Nadie sabe donde ellos están; quizás muertos de frío.Quiero tener tiempo para buscar a mis niños, y ver cuántos de ellos puedo encontrar. Tal vez los encuentre entre los muertos. ¡Óigame, Jefes! Estoy cansado; mi corazón está enfermo y triste. Allí donde el sol brille, no lucharé nunca más.”


Dos años después diría ante el Congreso de los Estados Unidos se atrevió a decir estas palabras tan escalofriantes como certeras:

“He oído palabras y más palabras, pero nada se ha hecho. Las buenas palabras no duran si no se convierten en hechos. Las palabras no pagan la muerte de mi pueblo. No pagan la pérdida de mi país, ahora invadido por los hombres blancos. No protegen la tumba de mi padre. No pagan mis caballos y mi ganado. Las buenas palabras no me devolverán a mis hijos. Las buenas palabras no cumplirán la promesa de vuestro jefe guerrero, el general Miles. Las buenas palabras no devolverán la salud a mi pueblo ni evitarán que muera. Las buenas palabras no darán a mi pueblo un hogar donde pueda vivir en paz y cuidar de sí mismo”.

En fin, que para Sevach los Convenios de Derechos Humanos, la ONU y miles de Convenios Internacionales nos proporcionan a muchos europeos la coartada para dormir tranquilos, pero quienes no duermen tranquilos son quienes soportan la opresión…

0 thoughts on “El pueblo saharaui no tiene quien le escriba

  1. alegret dice:

    He tenido que estudiar a fondo el caso saharahui, en especial en los casos de nacionalidad. Es indignante que hijos de españoles saharuis y que incluso combatieron en el bando ganador en la guerra civil se les niegue la condición de españoles y se les considere apátridas.

    Lo peor son los insultantes, banales y febles argumentos del TS para negar tal condición alegando -en esencia- que los saharuis no eran ciudadanos españoles, sino “súbditos” por lo cual los hijos no pueden acceder a la nacionalidad. Indignante, pero cierto. Y nadie -o sólo unos pocos- alzan la voz ante tanta injusticia, ingratitud e iniquidad.

    Cuando leo sentencias como ésta, me acuerdo de los controladores aéreos..

    Me gusta

  2. Enrique dice:

    Todos sabemos el valor que tienen hoy en día (y siempre) las resoluciones de la ONU; el valor que la superpotencia o superpotencias de turno quieren que tengan.

    En el caso del Sahara Occidental el deseo de Estados Unidos beneficia a Marruecos y sus hechos consumados y lo que desee, diga o piense España tanto a favor como en contra da igual. Y eso es así nos guste o no, lo queramos o no.

    Ojalá que cuando Obama visite España (si es que alguna vez lo hace), el Príncipe le suelte de refilón un brindis por la resolución de contenciosos, problemáticas y estatus “raros” de antiguos lugares españoles. Aparte del Sahara también están Guantánamo, Puerto Rico, Guajan (lo que ahora es Guam), el sur del mismo EE. UU. fronterizo con Mexico, etc.

    Un saludo.

    Me gusta

  3. Saleh M.L dice:

    El mal reparto de la riqueza se llama violencia, que destroza nuestra cultura, nuestra libertad. Pero gritamos que por encima del dinero está la libertad, y nos preguntamos; represión en el Sahara occidental, ¿hasta cuándo? Hay un dolor en el Sahara occidental; “el clamor de todo un pueblo por la libertad, soportando fingidas promesas que le privan de su liberación”. Este pueblo lleva casi 37 años levantándose cada mañana para preguntarse: ¿Por qué en el mundo hay tanto dolor? ¿Por qué se hacen las guerras? ¿Por qué se siembra el miedo? ¿Quién inventó las banderas? Y ¿Por qué agonizan pidiendo auxilio en una frontera? Y en particular preguntando a los pueblos “democráticos” de occidente: ¿No sé si te acuerdas de mí? Yo soy el pueblo saharaui, aquel pueblo desgraciado de la tierra de al lado, que un día triste empujaron a huir de la miseria y la guerra que asolaba mi país, jugándome la vida, dejando mi familia, para algún día regresar. Yo solo quiero libertad, no pido caridad, tan solo una oportunidad de vivir en paz. Más de 35 años llevo sin libertad, ¿Que voy a hacer?, no podré resistir, no sé que pasa aquí, nadie me echa una mano aunque todos los pueblos somos hermanos.

    La solución al abandono que sufre el pueblo saharaui no está en la caridad, que alivia pero no sana. Para el pueblo saharaui MIENTRAS NO EXISTA LIBERTAD NO HABRÁ DIGNIDAD. Lo que le pregunto yo a gobiernos y a ciudadanos es: ¿Qué harías tú si te echaran de tu casa sin derecho a rechistar, pisoteando tu cultura, obligando a sumergirte en la dignidad del exilio para poder salvar a tus hijos? El Sahara está sufriendo en el exilio la opulencia de Marruecos, un gobierno prepotente, preparado para la guerra. Mi pueblo condena el sufrimiento, la injusticia y el abuso de poder, pero está sometido a la más terca de las guerras, los intereses económicos. A pesar de ello creemos en que al final del camino, la victoria cicatrizará las heridas con la libertad. Para nosotros no sólo existe irresponsabilidad del Gobierno español en su papel para resolver la soberanía del pueblo saharaui, los fuertes intereses económicos de EEUU y la UE (sobre todo Francia) en el Sahara Occidental han forzado una política de no intervención por parte de la ONU. Consta en la tradición oral del pueblo saharaui una maldición que dice: “¡Qué Dios te envíe a la Hamada!” La Hamada es una meseta desértica y pedregosa azotada por las condiciones climáticas más extremas tanto en invierno como en verano, condiciones que son bien conocidas por los más de 175.000 refugiados que viven desde hace ya 37 años en esta zona de Argelia. Su reivindicación es simple: quieren que les sea devuelta su soberanía como pueblo y volver a la tierra que les pertenece y que está ilegítimamente ocupada por Marruecos. En concreto, reivindican su derecho a la libertad y su dignidad como pueblo. Sin embargo, durante estos 37 años de exilio e injusticia, Marruecos ha cometido todo tipo de abusos contra mi pueblo, ha incumplido todas las resoluciones de Naciones Unidas (más de cincuenta) que instan a la celebración de un referéndum de autodeterminación, ha torturado y marginado a los saharauis, los ha expulsado de su tierra, ha expoliado sus recursos naturales, ha levantado un muro de 2.500 Km. que divide el territorio y a sus habitantes, y lo ha blindado con más de 300 000 soldados y 2 000 000 de minas anti-personas prohibidas por la Ley Internacional, para que ni observadores de derechos humanos, ni medios de comunicación, ni otros colectivos, puedan ser testigos de las barbaridades que diariamente allí son cometidas por la maquinaria de represión marroquí. Mientras, la pasividad de España ante este conflicto ha sido evidente, indignante e injusta. Durante todo este tiempo, todos los gobiernos “democráticos” desde la transición han dado la espalda al pueblo saharaui incluso después de falsas promesas.

    Hoy por mi parte agradezco a Sevach su valentía por arrojar una luz envuelta en unas palabras entrañables, cordiales y afectuosas sobre este conflicto que escapa a nuestras inquietudes y preocupaciones diarias. También agradezco la valentía de los magistrados Garzón y Pablo Ruz por llevar adelante, pese a muchísimas trabas y dilaciones con las que se encuentran día a día, una investigación que pretende arrojar algo de albor sobre el ya olvidado genocidio que cometió Marruecos contra los habitantes, ¿Súbditos?, de la 53 provincia española, y que costó la vida a más de 100 000 personas. De igual manera agradezco a todos aquellos compañeros del blog que dediquen un momento de su vida a conocer la realidad de un pueblo, que impune y arbitrariamente nos oculta el Estado con la complicidad de los medios de comunicación y la Ilegalidad Internacional.

    El precepto constitucional establece “de la ley a la ley a través de la ley”, y como no podía ser de otra forma el legislador decidió a través de la ley de regionalización extirpar al Sahara, estableciendo que España está compuesta sólo por 52 provincias. El pueblo saharaui lleva 37 años reivindicando al Congreso de los Diputados que ratifique la antigua ley de regionalización para volver a reconocer e incluir al Sahara dentro de su protectorado territorial. Para que por fin el Estado español salde su deuda y exigir en base al derecho internacional la desocupación de su territorio y la posterior independencia de éste, como prometió en su momento. Sin embargo gracias al voto de la mayoría de diputados del congreso se sigue vetando e imposibilitando esta justa solución desde 1978.

    Me gusta

    1. Joan dice:

      Soy un lector de post. me gusta leerlos y en alguno de ellos contestar. Trabajo en un hotel en Benidorm, otro de los pueblos corruptos de España, pero esto no es raro,¿Verdad que no? He leído vuestro blog y hay algo que me estraña, ¿Cómo es que en un blog jurista se puede hablar tan mal de la política? Los políticos componen el Parlamento, que parece ser la representación de los ciudadanos. Vería mal que el ejecutivo, uno de los tres poderes junto el Parlamento hablara mal de los jueces de la forma como lo haceis en este blog.
      Respecto al Sahara diré que la democracia española ha olvidado tantas cosas que en lo que se ha convertido, y este sólo es el principio, es en un refugio de forajidos, con un poder judicial incapaz de poner remedio, ya no es el pueblo quien no puede hacer nada, es que la gente que cobra por garantizar los derechos tampoco. Entonces en que m de pais vivimos?

      Me gusta

  4. Kelsen dice:

    Pues jean, este blog siempre ha sido ejemplo de tratar temas jurídicos sin sesgo ideológico !y mira que hay temas espinosos! Lo que no puede confundirse es el respeto a las instituciones democráticas con el aborregamiento que pretenden muchos políticos.El tribunal constitucional ha dejado claro que la libertad de expresión y el pluralismo político pasan por el derecho a la critica de gobernantes,sin mordazas,censuras y sin inmunidad para los políticos. Lastima que hayamos heredado de Atenas la democracia y no el ostracismo. Además,hablar del Sahara y sin critica política, es un paripé inadmisible para gente de bien .

    Me gusta

  5. Joan dice:

    Hace unos 11 años visité los Campamentos saharahuis de Tinduff con mi compañera y mi hijo pequeño, entonces tenía 6 años. No estaban los saharahuis familiarizados a que un niño español estuviera por aquellas inóspitas tierras. Fue la atracción de todos, sobre todo de las mujeres, que lo besaban, lo abrazaban lo acurrucaban como si fuera suyo; un españolito, no había rencor. Al volver en uno de los camiones que nos llevaban hasta el aeropuerto militar de Tinduff, una chica joven lloraba desconsolada por dejar a su niña saharahui de acogida en aquel verano del programa Vacaciones en Paz. A punto de llegar, escuchamos en la radio que un rey había tenido un nieto, ella se alegró tanto que se le pasó la pena y no paró en el resto del camino de hablar de la alegría que tendría cualquier español que se apreciara de serlo. Mi compañera vio mis intenciones de decirle a aquella chica y a todos los que iban en el camión que el abuelo de aquel niño privilegiado fue el principal copartícipe de la situación de los niños sucios de arena roja, vestidos de ropa vieja, enfermos y desnutridos, que tanto nos hacían llorar a nuestro regreso al bienestar que disfrutábasmos en nuestro país, como digo, me levanté para hablar pero mi compañera me advirtió que aquella chica era emocionalmente activa y que posiblemente se alegraría con cualquier cosa que naciera; un gatito,un pollito, que aunque ya era una mujer siempre necesitaría de gente más débil y necesitada. Ahora digo: Gracias a aquella chica y a tantas mujeres y varones que han mantenido la llama viva de la solidaridad por los niños saharahuis, porque si es por los intelectuales demócratas esapañoles henchidos de libertad , ya se hubieran muerto de hambre o del fósforo o el napalm del rey de Marruecos, facilitados por los franceses.

    Me gusta

  6. Saleh M.L dice:

    Al muy estimado señor Joan, respecto a sus dos comentarios sólo me queda citar a Apuleyo para decir; “Uno a uno, todos somos mortales. Juntos, somos eternos”, para mí esto es el principio de solidaridad que cambiaría el mundo y la situación del Sahara.Y desde aquí mando este mensaje; Fuerza, salud y ánimos para; todos los caídos, los detenidos, los que resisten en pie. A todos nuestros hermanos que nunca han callado, que no se han dejado vencer, los que han sido humillados, a los que han golpeado las fuerzas de seguridad. Y sobre todo a los que siempre han sabido que hay gato encerrado en este sistema global y que las cosas no se cambian desde el sillón de casa. Y con iniciativas como compartir este post creo que todos nos negamos a lo que nos impone este sistema global con sus injusticias impuestas arbitrariamente como la que lleva sufriendo hace más de 37 años el pueblo saharaui, que solo podemos cambiar nosotros. Y por último citar a Ángel Ganivet para decirte ; “Una nación que cría hijos que huyen de ella por no transigir con la injusticia es más grande por los que se van que por los que se quedan, ya que Cien años de injusticia no hacen derecho” Y los saharauis llevamos 37 años fuera de nuestra tierra aplicando el principio en que Mahoma, a pesar de que no soy musulmán, promulgó; “Desgraciados los que miden mal y pesan mal; los que cuando otros miden, exigen la medida llena, y cuando miden ellos, disminuyen la medida y el peso de los otros” Y creo que esto se refiere a tu primer comentario, que comparto en tanto en cuanto los juristas criticamos las posiciones y voluntades del poder ejecutivo-legislativo cuando nosotros no nos involucramos socialmente en la realidad que se nos plantea a diario en cada caso, en el cual nos limitamos a transmitir la voluntad del legislador aplicando íntegramente un derecho que deja mucho que desear en cuanto a la compleja realidad social que plantea. Por ello aplaudo la iniciativa del Juez Garzón tanto de perseguir a los genocidas que asesinaron impunemente a miles de saharauis como su iniciativa de desafiar la ley de amnistía que viola claramente el principio de igualdad y dignidad que proclama nuestra constitución como principios supremos.

    Me gusta

  7. Saleh M.L dice:

    Aún que crea que estoy rozando el limite de pesadez, creo necesario hacer este último apunte a mi último comentario:
    Iniciar una causa por Lesa Humanidad al anterior mandatario Hassan, rey de Marruecos o a su hijo, que sigue haciendo lo de su padre, auspiciado por parte de la comunidad internacional sería comprometerse con la Justicia. Alguien que invade un territorio, entonces suelo español, concierta su abandono por parte de quien es el protector -el Sahara Occidental es protectorado de España hasta la ley de regionalización del 78 -, este le cede la administración hasta que se cumpla el mandato de la ONU de realizar un referendum de autodeterminación y aquel bombardea con Phósforo y napalm y humilla con detenciones y torturas. Al menos moralmente la judicatura española tiene la posibilidad de limpiar la cara a nuestros gobernantes a partir de la Transición y a los españoles que olvidaron; si estos no olvidaron a sus muertos víctimas de la posguerra incluso tras la la ley de Memoria Histórica, pueden recordar confiando en algún juez que se atreva a plantarle cara a Marruecos – cuidado con los terroristas marroquies- hay muchos, y algunos analistas apuntan que Marruecos realiza terrorismo de estado y como estado tiene medios para llegar hasta donde sus objetivos les marquen.

    Me gusta

  8. Anna dice:

    Hay un refrán muy conocido que dice, “Entre todos la mataron y ella sola se murió”. Eso es lo que hemos hecho con el Pueblo Saharaui, unos por comisión y otros, muchos, por omisión. Pero tengo la gran fe y esperanza de que ese pueblo que lleva treinta y cinco años luchando por ser el mismo, sobreviva y logre encontrar el camino a su tierra. Desde todos los estamentos de este país, gobiernos, partidos, sindicatos, P.judicial, y un largo etc. se ha ido mareando la perdiz en un intento de que otros actúen por él y así trasladar la responsabilidad de las consecuencias. Pero la historia es tozuda y desde diversos puntos se nos recuerda que seguimos siendo los responsable. Pero ¿como vamos a enfrentarnos a Francia? Esta claro que preferimos barcos sin honra.
    Solo los pueblos, español y saharaui, entrelazan sus manos.

    Me gusta

  9. Juan Jo dice:

    EN PENUMBRA

    Ahí fuera hace frío,
    mucho frío.

    El sol, desangelado querubín,
    abandona a su suerte,
    cual mancha verde,
    a quienes les oprime
    tanta opresión.

    Impasible contempla,
    oculto entre la espuma de las nubes,
    el estremecimiento
    de un pueblo desnutrido de esperanza.

    Expuesto a la intemperie,
    el saharaui lamenta
    la despreocupación
    de su ocupación.

    Ahí fuera hace frío,
    mucho frío.

    Me gusta

  10. Joan dice:

    Hace poco que el mundo está empezando a cambiar. El cambio es un cambio sin nada, no llega a ningún lugar porque no tiene ni meta ni lugar de llegada. Spain revolution, como nos conoció el mismo Karl Marx y donde muchos europeos se han arrimado, contemplará de nuevo el desdén de los españoles, que desde el principe íbero Viriato se ha venido denunciando o vislumbrando la voz y la imagen de nuestro pueblo. Ya no puedo animar a nadie, nadie ya no cree en nadie. Sólo le queda al español de a pie apuntarse o a uno o a otro, porque dentro de él no hay nadie. Destruímos nuestro YO y nos quedamos sin nada, no sé en que momento de la Historia ocurrió, ya, como digo, Viriato se quejaba, unos iban con los cartagineses y otros con los romanos, y al final todos calvos. Qué aplican los dos grandes partidos, lo que quieren los grandes empresarios y el Banco Central, y el españolito da su voto a los grandes porque así se cree más grande, sobre todo al despreciar a los pequeños partidos. Y los de SOL esperan que nosotros esperemos que cuando ganen la spain revolution resolverá todo y por fin viviremos en un Estado de Derecho. Ya pueden esperar sentados los saharahuis, y el obrero.

    Me gusta

  11. isidro e. sáez pérez dice:

    Me gustaría saber si El Pueblo Saharauí votó alguna vez leyes o algo en etapa franquista.Gracias.

    Me gusta

Gracias por comentar con el fin de mejorar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.557 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: